“Fue una batalla campal, vasos, cristales, lo de siempre”. Así describen los vecinos de la zona del casco viejo la nueva trifulca que tuvo lugar ayer sobre las 00.40 donde dos personas resultaron heridas por un arma blanca.

Los agentes de la Policía Nacional y de la Local se personaron en la Plaza de Los Suaves para tratar de disolver la multitudinaria pelea y poner un poco de tranquilidad, después de que decenas de personas se enzarzaran en una reyerta tirando vasos, botellas e incluso sillas.

Según pudieron confirmar fuentes policiales, dos personas resultaron apuñaladas por la espalda y tuvieron que ser trasladadas al Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) para proceder de urgencia a ser intervenidas quirúrgicamente.

Archivo | Una brutal pelea deja un herido en Ourense en el primer sábado de fiesta de la capital FDV

Fuentes sanitarias señalan que no se teme por su vida.