Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cuesta de septiembre conlleva un gasto entre 300 y 700 euros por escolar

Desde la Federación de ANPAS de Ourense: “Hay centros educativos que piden marcas de material escolar, eso no puede ser” | La media del gasto ronda los 500 euros

Cuando el calendario marca el mes de septiembre, la cuesta se empieza a ver desde el día 1 de septiembre cuando miles de familias ourensanas organizan la vuelta a las aulas. Hoy empieza el nuevo curso escolar para los 117 matriculados en Educación Especial, los 5.285 de Educación Infantil y los más de 12.000 de Educación Primaria ante el reto de continuar con los bajos porcentajes de contagios, gracias a una responsabilidad fuerte, a unos protocolos seguros con pocos cambios y a una vacunación que avanza entre el profesorado pero que en menores de 12 años no está tan claro el asunto.

En una de las librerías de la ciudad, una madre con dos niños encarga unos cuantos libros y recoge material escolar. Ante la pregunta de cuánto se gasta responde que “uf, a veces prefiero ni saberlo, pero lo cierto es que tanto mi marido como yo tenemos una paga en vacaciones que prácticamente va íntegramente a la vuelta al cole, si no es toda es más de la mitad”.

Sin querer dar una cifra concreta, las estadísticas determinan que, por término medio, los progenitores se gastan cerca de 500 euros en la vuelta al colegio. Las federaciones de padres estipulan que las cifras oscilan de Primaria a Infantil, pero que el umbral puede ser desde los 300 euros, el que menos se gasta, a los más de 700, el que más gasta.

En una tienda de deportiva, una madre y su hija miran qué les hace falta. Tampoco quiere poner cifras a la cuesta de septiembre porque “no sé cuanto me voy a gastar, tengo una aproximación, pero no lo sé exacto. Aunque entre libros, material escolar, deportes y cursos en academias pues pueden rondar los 600 euros”.

Desde la Federación de Padres y Madres de Ourense señalan que “la media del gasto depende del centro educativo y del profesorado en cuestión. Una cuestión particular es la situación de un centro educativo de la ciudad que ha proporcionado una lista de material escolar con marcas concretas, ocho gomas, una caja de lápices de tal marca, dos cajas de pañuelos, toallas, solamente este material ya asciende a 80 euros más los gastos habituales y normales de todos los años”.

Y añaden que “tenemos que echar mano de todo lo sobrante por casa y del pasado curso escolar y aprovecharlo. Porque en cuanto a gastos, unos podrán soportarlos y otros no, como se ha visto en anteriores años, y más todavía después de esta pandemia. Las direcciones de los centros son las que tienen que marcar una pauta, pero no una pauta que ahogue económicamente a los padres. Nos tenemos que olvidar de las marcas y ser solidarios, además de aprovechar lo que tenemos”.

José Antonio, presidente de la Federación de ANPAS de Ourense, dice que “no debería haber mucha diferencia del gasto medio de Infantil a Primaria, pero hay que señalar que los niños y niñas que no tienen beca deberían disponer de un banco de material y de libros adecuado. Además este año han pedido la renta de hace dos años para optar a las becas, por lo que está mal retribuida, y ¿si un padre o una madre pedieron el trabajo en el último año? Eso no se estipula y debería hacerse”.

Con pocos cambios en los protocolos se inicia hoy un nuevo curso para más de 17.000 escolares con una presencialidad en las aulas que será la tónica principal, como el curso pasado, a no ser que se den casos excepcionales dentro de cada clase.

Septiembre siempre cuesta empezarlo, ya sea porque el verano todavía está presente o porque el gasto familiar se centra en la preparación de un nuevo curso para los escolares. Un reto nada baladí para aquellas familias que peor lo pasaron durante la pandemia o que tuvieron dificultades económicas por consecuencias derivadas de la pandemia.

¿Un banco de libros autonómico?

Desde la Federación de ANPAS de Ourense optan por la elaboración y puesta en marcha de un banco de libros autonómico para dotar a los alumnos y alumnas de una mayor responsabilidad en el uso de los materiales y también en una economía circular para que familias con menos recursos o con recursos limitados puedan gestionar mejor sus activos económicos. José Antonio señala que “en Infantil el material no es caro, lo que eleva el gasto son los manuales con fichas y piezas para dibujar, por eso los pocos que hay son caros. Lo que deberíamos hacer es unificar los libros en un banco de libros autonómico para gestionar mejor los manuales, de tal forma que se puedan repartir mejor, porque cuando baja la natalidad en Ourense y sube en A Coruña, o viceversa, podemos reutilizar esos libros y manuales. Tenemos que aprovechar para un cambio de mentalidad para que los niños y niñas se responsabilicen de cuidar bien esos libros y manuales y puedan servir para los próximos años para otros escolares y así alargar la vida útil de los manuales y los libros de texto”. La Federación de ANPAS señalan a las direcciones de los centros y a la Administración autonómica para que “optimicen” el gasto y ayuden en la medida de lo posible a una cuesta de septiembre que siempre es la más pronunciada del año en materia económica. No solo es el curso escolar, es el curso deportivo y los demás gastos inherentes a la vida social e individual de las familias ourensanas.

Compartir el artículo

stats