Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 160.000 euros para mejorar el atractivo de la Ribeira Sacra

La Xunta aprueba el plan de actuación en varios itinerarios | Señalización, restauración y sostenibilidad, claves del proyecto

Un tramo del río Sil en la Ribeira Sacra, a su paso por la provincia de Ourense. | // I. OSORIO

El Consello de la Xunta de la pasada semana aprobó el plan de actuación para mejorar el atractivo natural de la Ribeira Sacra dotándolo de elementos informativos más nuevos, de una revegetación en algunas zonas y sobre todo de un mantenimiento del que carece en muchos lugares, así como en el firme de algunas de sus vías.

El objetivo fundamental de dicho plan, que ya entró en vigor después de su publicación en el Diario Oficial de Galicia el pasado viernes, es la mejora de la percepción del paisaje y de la comprensión de los valores de la Ribeira Sacra, trabajando en los itinerarios panorámicos de Chantada-Ponte Nova dos Peares y Monforte de Lemos-Mosteiro Santo Estevo de Ribas de Sil.

Según la memoria del plan, se señala que el espacio de actuación corresponde con aquellos itinerarios por donde transcurre la AEIP-05-03 Ribeira Sacra y que suman en su conjunto un total de 61 kilómetros.

Las líneas de actuación establecen unos objetivos, enmarcados en la línea de la recuperación de las oportunidades perdidas según el último informe del Icomos para mejorar la candidatura a Patrimonio de la Humanidad. Estas actuaciones permitirán “garantizar la sostenibilidad ambiental, económica y social en el proceso de consolidación de la Ribeira Sacra como destino turístico”. El programa estipula que las líneas de actuación serán la movilidad sostenible, el paisaje cultural, la transformación competitiva, la gobernanza colaborativa entre Administraciones y el márketing y la inteligencia. La que contiene más margen de mejora es la primera donde se trabajará en el fomento del uso del transporte público intermodal entre visitantes y residentes, se intentará introducir y explotar fuentes de energía disponibles en el territorio como la electricidad, se establecerán medidas de control de flujos turísticos, se impulsará la movilidad a pie y en bicicleta y se pondrá en marcha un plan de movilidad sostenible, que ya se inició hace unas semanas con la primera lanzadera de bajas emisiones para concentrar el flujo de personas en un medio de transporte y ser más respetuoso con el medio ambiente.

Además, más específicamente en la parte ourensana de la Ribeira Sacra se abordará en las zonas de A Teixeira, Parada do Sil y Nogueira de Ramuín actuaciones de renovación de paneles informativos, colocación de nuevas fuentes de información así como una mejora de los mantenimientos de los senderos que discurre por el tesoro natural que une las provincias de Lugo y Ourense.

No solo el mantenimiento de los caminos, si no que también está previsto la renovación de algunos enlaces de la red viaria. Todo para mejorar un atractivo natural que necesita una renovación para optar a ser Patrimonio de la Humanidad.

Compartir el artículo

stats