Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidades de montes se quejan de las comisiones bancarias

Este gasto equivale a cortar un pino al mes

Para muchas comunidades de montes y asociaciones de vecinos las comisiones a pagar a los bancos por tener una cuenta representan un problema. En el caso de la CCMM de Padrenda, por ejemplo, si no fuera porque “recibimos ingresos por unas antenas, tendríamos que cortar un pino al mes para pagar los 30 euros que nos cobran mensualmente”.

El presidente de la asociación de vecinos de Desteriz, José Rodríguez, afirma que se sienten presionados ya que para pedir subvenciones, señala, es necesario tener una cuenta abierta. Tienen que pagar 30 euros por mes y “menos mal que ingresamos por unas antenas, porque para las que no tienen ingresos sería la pérdida de un pino de 30 años cada mes, 12 al año, y el monte no produce eso”.

También lamenta el cierre de la oficina de Abanca en Padrenda esta semana, porque ahora tienen que acudir a Crecente, a 5 kilómetros, o a Gomesende, a casi 10 y solo “dos horas y cuarto para atender a los vecinos de cuatro municipios”. Y el único banco que queda en Padrenda “nos cobra 30 euros al mes”. No entiende el porqué de este cierre cuando “tenía casi todas las pensiones”.

Desde otra comunidad de montes, de Cristimil y a Torre, en San Amaro, también se quejan de que pagan 80 euros al año al banco, que supondría “cortar un pino cada tres meses y tenemos pocos recursos de pinos, la mayoría son pequeños”. La asociación vecinal tiene una cuota de 10 euros pero pasaron de ser 100 socios a solo 72. Donaron 1.000 euros para la investigación del cáncer, dinero de ayuda a Haití, a Kosovo, y su presidente, Modesto Rodríguez, apunta que las administraciones deberían exigir a las entidades bancarias abstenerse de cobrar a estas agrupaciones que no tienen ánimo de lucro.

Compartir el artículo

stats