Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello proyecta una concesión a ocho años de la plaza de A Ponte para ser “viable”

El órgano de gestión económica y presupuestaria da luz verde a una concesión con unos gastos fijos anuales de 133.271 euros

Pérez Jácome y Armando Ojea en 2017 en la Plaza de Abastos de A Ponte.   | // IÑAKI OSORIO

Pérez Jácome y Armando Ojea en 2017 en la Plaza de Abastos de A Ponte. | // IÑAKI OSORIO

El programa político con el que Democracia Ourensana se presentó en las últimas municipales señalaba que Pérez Jácome cumpliría dos promesas, tres meses después de llegar al poder. La primera era arreglar los contenedores subterráneos, que todavía están en desuso, y la otra era poner en funcionamiento de la Plaza Nº2 de A Ponte.

Precisamente, sobre esta última cuestión, el alcalde encargó al órgano de gestión económica y presupuestaria del Concello de Ourense un informe de viabilidad de la infraestructura para conocer la rentabilidad y en qué circunstancias sería viable el proyecto.

Tras dos millones de euros para su reforma en 2015, después de seis años cerradas a cal y canto (solo se abrió para un evento de gastronomía internacional) y una licitación de su gestión que quedó desierta, Pérez Jácome insiste en abrir una infraestructura en la que se proyectaría, según dicho informe, una concesión a ocho años, con una tasa interna de rentabilidad del 61% para que sea “plenamente viable” como definen los funcionarios que realizaron el estudio.

Nueve puestos

Para ver si la concesión sería viable se estructuró la plaza con nueve puestos, que se dotarían de una frutería, una quesería, una vinoteca, una pescadería, una carnicería, una charcutería, una panadería, una tienda delicatessen y un establecimiento hostelero. Según se desprende del informe, “en cuanto al capítulo de recursos humanos y el coste de este, es preciso indicar que los costes salariales para la plantilla considerada necesaria estará en torno a los 263.000 euros tomando como número de trabajadores uno para cada uno de los siguientes puestos: uno en frutería, uno en quesería, uno vinoteca, uno en pescadería, uno en carnicería, uno en charcutería, uno en panadería y uno en tienda delicatessen. Para el establecimiento hostelero serían cuatro trabajadores”.

Otro de los datos que aporta es que la inversión inicial de la concesionaria para adquirir los equipos de refrigeración, conservación, maquinaria para tratar productos, elementos de cocinado y horneado, además de mobiliario sería de 100.956 euros, entre los nueve puestos con una inversión mínima en delicatessen de 792, pasando por los 7.452 de la vinoteca y los casi 30.000 euros del establecimiento hostelero.

De 131.120 euros el primer año, a 138.187 el séptimo

Con estos gastos, más el pago del canon, más los costes variables, más los costes de servicios generales, el estudio proyecta que será a partir del segundo año cuando se produzcan beneficios, siendo el primer año el que más inversión se haga con cerca de 126.000 euros, para ir recuperando el segundo año (-24.698) y será a partir del tercer año que las cuentas sean positivas a final de año.

A los gastos anteriores, hay que sumarle, según el informe, los costes considerados en el apartado de publicidad y promoción, algo que el estudio considera “fundamental para tener un plan de marketing que tenga en cuenta las 4P: publicidad, precio, promoción y lugar. De forma que se cuente con recursos financieros para desarrollarlos así como una estrategia de marketing digital, redes sociales y un entorno digital de un negocio como este tipo”. El coste de dicha inversión sería de 24.000 euros durante los ocho años.

Así pues el coste anual de abrir la Plaza Nº2 de A Ponte sería de 131.120 durante el primer año, 132.399 euros en el tercer año, 135.237en el quinto año y el precio máximo sería en el séptimo año con 138.187 euros. Sin embargo, el octavo año se rebajaría a 127.706 euros, por la disminución de la inversión en publicidad que bajaría de 24.000 euros a 12.000. El informe señala la viabilidad de la misma, ahora el Concello debe esperar a recibir ofertas.

El regidor ourensano encara la hoja de ruta de su promesa incumplida con la previsión de “adjudicarla en cinco o seis meses”, dijo Pérez Jácome en marzo.

“Datos y personal limitados”

Los números proyectados en el informe de la posible concesión en la Plaza de Abastos concluyen que “plenamente viable”, pero dejando algunos cabos sueltos y reivindicaciones de los funcionarios. Por ejemplo, la primera se refiere al estado de la Plaza de Abastos Nº2 donde el órgano que elaboró el informe señala que “es preciso indicar que para la realización de este documento se desconocía la situación exacta de los elementos existentes en cada puesto del mercado, por lo que de ser precisa una menor inversión o de ser efectuada por el Concello el estudio tendría que ser otro distinto, entrando en conflicto con el plazo de concesión detallado”.

La segunda es la escasez de datos para la elaboración del documento: “Este estudio valora la viabilidad en base a datos limitados que se le tienen facilitados”. Además, remiten a un posible informe técnico “recomendable” ya que “según los datos y conclusiones que proporcione podrían alterar significativamente los números y conclusiones de este informe de viabilidad”.

El jefe del órgano de gestión económica y presupuestaria del Concello de Ourense también concreta en el estudio la falta de medios técnicos como de recursos humanos en el departamento en las conclusiones: “Este estudio económico-financiero fue elaborado, a solicitud del señor Alcalde, por el órgano de gestión económica y presupuestaria del Concello con los limitados medios tanto técnicos como humanos con los que consta este órgano para el desarrollo de su trabajo”

Compartir el artículo

stats