Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ourense

Turistas y vecinos reclaman la reapertura de las termas: “Esto es precioso; ¿por qué no lo abren?”

Pese al precinto de la zona, muchos visitantes se introducen en unas pozas a medio caudal y sin limpiar

Turistas y vecinos reclaman la reapertura de las termas: “Esto es precioso; ¿por qué no lo abren?”

Turistas y vecinos reclaman la reapertura de las termas: “Esto es precioso; ¿por qué no lo abren?” M.J.álvarez

¿Quién dijo que las termas de A Chavasqueira estaban precintadas? Casi 17 meses después del cierre de todas las instalaciones termales públicas dependientes del Concello de Ourense, lo que incluye dos temporadas de verano sin contar con el primer atractivo turístico de la ciudad, vecinos y turistas reclaman su reapertura.

Aspecto ayer de las termas de A Chavasqueira | // F. CASANOVA

Muchos visitantes mostraban ayer su decepción al encontrar que no están todavía en servicio, y otros hacían lo mismo pero desde el interior de las termas de A Chavasqueira, con unas pozas a medio caudal que alguien rellena sin permiso del Concello, y sin que este se haya ocupado en los últimos meses del mantenimiento de las mismas, por lo que los bañistas, muchos turistas, se llevan una visión equivocada de las instalaciones, con un entorno abandonado y unos vasos de baño sin limpiar y en cuyas aguas flotan los lodos.

Turistas y vecinos reclaman la reapertura de las termas: “Esto es precioso; ¿por qué no lo abren?”

“Esto es precioso, una gozada estar aquí dentro. ¿Por qué no las abren?”, se preguntaba ayer Manuel , un turista que viajó este fin de semana con su familia desde Vigo, desde el interior de una de las pozas de A Chavasqueira, fascinado porque era la primera vez que visitaba estas instalaciones desconocía que no se podían usar y que el estado de las instalaciones, y del agua, no era el adecuado.

¿Quién llena las pozas?

Sin vigilancia ni mantenimiento de las pozas, los turistas que llegan estos días, en su mayoría desconocen al ver agua en el interior de las de las termas de A Chavasqueira, que están precintadas. Un cierre que se produjo a mediados de marzo de 2020 a causa de la pandemia, y que ahora se mantiene por un decreto, aprobado por la Xunta y ya en vigor que obliga a hacer una serie de adaptaciones en las aguas termales de uso lúdico, que afectan especial y directamente al modelo termal público ourensano, y que el Concello todavía no ha realizado.

Pero , pese al vallado de los recintos de la piscina de As Burgas, el Muíño da Veiga, Outariz y A Chavasqueira, en estas últimas las pozas tienen agua. Al parecer algunos vecinos y usuarios habituales de las termas, hartos, afirman de que se les haya suprimido este servicio de ocio y salud gratuito, accionan el sistema de entrada del agua termal, y las pozas se llenan pero sin la preceptiva limpieza y desinfección del recinto. y renovación del agua varias veces al día que, cuando se reabran ya de forma oficial y legal, impone la nueva normativa autonómica. Todo un dislate, del que los usuarios no tienen toda la culpa y menos los turistas.

Además, según algunos vecinos, algunas personas conocedoras, de la zona, intentan paliar esta “sequía termal” impuesta por las administraciones y cuando el caudal del Miño va más bajo, detectan las surgencias termales que hay en la zona, crean ellos mismos una especie de pozas rodeando esas surgencias de agua mineromedicinal con piedras y, sin vulnerar en teoría ningún precinto legal, se introducen en esos nacientes naturales del agua para hacer sus terapias.

Diecisiete meses después de la clausura de todas las pozas gratuitas (curiosamente las privatizadas de Outariz siguen funcionando), incluido el cierre de la céntrica piscina termal de As Burgas algunos negocios del entorno termal han cerrado al bajar el turismo.

“No sabíamos que estaban precintadas”

“De verdad que esto es una gozada. Venimos toda la familia desde Vigo y volveremos aunque no sabíamos que estaban precintadas” explicaba ayer Manuel González, el rostro de la satisfacción, tras descubrir los efectos que, pese al pésimo estado de las pozas de A Chavasqueira, le estaba deparando su inmersión en el agua termal. Mostró, al igual que otros turistas su deseo de que “cuiden esto y lo reabran porque es una maravilla”.

“A veces algún vecino abre por su cuenta”

Cristina y su familia son vecinos de Ourense y asiduos a las termas y ayer disfrutaban de una inmersión como tanta otra gente, de las termas de A Chavasqueira. “Algún usuario abre la entrada de agua termal por su cuenta. Nadie dice nada ni hay vigilante y aprovechan. Esto hay que abrirlo ya” afirma. Explica que algunos bañistas se introducen en la orilla del río, y aprovechan las propias surgencias termales que allí nacen.

Compartir el artículo

stats