El número de pacientes positivos COVID, mantiene su tendencia a la baja en la provincia de Ourense, que registró ayer 1.871 personas contagiadas, lo que supone 112 menos. No obstante se ha registrado en el último periodo de 24 horas, un ligero repunte de la presión hospitalaria e ingresos en UCI. Del total de casos positivos 854 están en el municipio de Ourense, lo que supone 81 menos que el sábado.

Si bien estos datos apuntan hacia un respiro en los registros oficiales de la pandemia, la presión hospitalaria ha subido, al registrar el domingo 39 personas hospitalizadas, lo que supone 5 más que el sábado, y además de las personas que tienen un ingreso en planta hay 5 en len Cuidados Intensivos, una más que el sábado,

El Complejo Hospitalario de Ourense es el que asume la mayoría de los pacientes hospitalizados con COVID, eran 29 en total ayer domingo, mientras que se duplicó el número de ingresos en el hospital de Valdeorras, que pasó el domingo de 2 a 4 personas en planta en el hospital comarcal de Verín había ayer 6 pacientes ingresados con COVID, lo que supone 1 más que el sábado.

Restricciones

No ha habido cambios en lo referente a los niveles de restricción y O Barco de Valdeorras mantiene su nivel máximo y con nivel alto la propia capital, así como los municipios de Barbadás, Verín y el de O Carballiño.

Según los datos presentados ayer por la Consellería de Sanidade están en nivel medio los ayuntamientos de A Proba de Trives, Maceda, Celanova, San Cibrao, Coles, Ribadavia, Boborás, Beariz,Monterrei, Riós, Vilamartín de Valdeorras y A Rúa.