Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rural languidece, con 29 concellos con cero transacciones de vivenda en un año

La provincia aglutina el 75% de los 42 municipios sin compraventas y suma ya 65.000 casas y pisos vacíos, alerta FEGEIN

Pueblo de Barxelas en la capital, derruido y  sin vecinos desde hace varios años. |   // BRAIS LORENZO

Pueblo de Barxelas en la capital, derruido y sin vecinos desde hace varios años. | // BRAIS LORENZO

En 42 ayuntamientos gallegos –29 de la provincia de Ourense y 13 del sur de la provincia de Lugo– el número de operaciones inmobiliarias en el último año fue igual a a cero, lo que supone que el 75% de los concellos sin movimientos de compra o venta de vivienda se ubican en la provincia ourensana, según los datos de Fegein, la federación de empresas inmobiliarias gallegas. Su presidente, Benito Iglesias, alerta de que el 85 % de la oferta y demanda inmobiliaria prácticamente se desarrollan en 50 de los 313 ayuntamientos actuales.

Eso significa que 263 ayuntamientos gallegos se quedan solo con solo el 15% del movimiento inmobiliario y en el caso de Ourense, 29 municipios, todos de menos de 5.000 habitantes. Además hay ya 65.000 viviendas y casas vacías en la provincia.

Si bien el problema de la desertización es global, y forma parte del concepto acuñado de “España vaciada”, los 29 concellos que, según Fegein, no tuvieron una sola transacción inmobiliaria en la provincia en 2020 fueron los de Bande; Blancos; Lobeira; Porqueira; Sandiás; Sarreaus; Trasmiras y Vilar de Barrio. También Xunqueira de Espadanedo; San Xoán de Río; Montederramo; A Teixeira; Chandrexa de Queixa; Manzaneda; Petín. También en Larouco ; O Bolo; A Mezquita; Castrelo do Val; Oimbra; Riós; Vilariño do Conso; Vilardevós; Pontedeva; Verea; Gomesende; e Arnoia y Beariz .

Una agricultura y demografía en caída libre

“El interior de la Galicia vaciada lo será más aún en esta década en Ourense y Lugo, ya que se prevé el mayor abandono absoluto de tierras agrícolas, superando el 30% del área agrícola utilizada, y que afectaría a más de 150. 000 hectáreas entre las dos provincias, siendo también las más afectadas porcentualmente de toda España, advierte Benito Iglesias Así lo ratifican los datos extraídos del Ministerio de Agricultura, “los cuales nos dicen que solamente en 2019, Galicia perdió 8.000 hectáreas agrícolas de un total de 310.854. Las elevadas tasas de abandono del rural en beneficio de otras ciudades con mayores posibilidades de trabajo, sumado al desmantelamiento de servicios en el rural”, indica el presidente de los inmobiliarios gallegos. Considera que la a fragmentación de las propiedades y el minifundismo de las explotaciones agrícolas y ganaderas, o la falta de empleos y servicios presagian esa desertización del territorio. Hay incluso “muchas de esas pequeñas parcelas están abandonadas desde hace años y se hace difícil incluso localizar a sus propietarios para darle el uso adecuado. En definitiva, todo un reto el de solucionar el monumental problema de la Galicia vaciada y que afecta también indican Fegein al cierre de comercios rurales.

Compartir el artículo

stats