Los movimientos realizados por el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome avisando a las empresas con nido en el CIE, Centro de Iniciativas Empresariales del Concello que lo abandonen para “desmantelarlo”, según ya denunció la oposición podrían ser irregulares, según advierte el Grupo Municipal del BNG en el Concello, pues la creación de este centro se adoptó por unanimidad plenaria y está regulado por una ordenanza.

“El CIE se encuentra regulado a través de la Ordenanza Reguladora del Centro de Iniciativas Empresariales del Concello de Ourense, aprobada por unanimidad del pleno de la corporación en la sesión de 03 de abril de 2008 y publicada en el BOP el 23 de septiembre del mismo año “advierten los ediles nacionalistas.

Además “en dicha ordenanza aparece recogido en su artículo 2 la localización y naturaleza jurídica del mismo, dejando muy claro que su localización “es el número 1 de calle Padre Feijóo de Ourense”. y también establece que el edificio “participa del carácter de bien de dominio público destinado al servicio público, de acuerdo con el dispuesto en el artículo 4 del RD/1372/86 de 13 de junio por lo que se aprueba el reglamento de bienes de las entidades locales”.

En el articulado aparecen determinados los espacios de los que dispondrá, y decir, nueve despachos viveros para emprendedores, una sala de juntas, una sala de informática así como otra serie de servicios comunes.

Por ello, según el BNG, “no es posible el desmantelamiento de este edificio para dedicarlo a otros usos por decreto tal y como pretende el alcalde ya que, tal y como queda perfectamente acreditado en la ordenanza, su uso es exclusivo”.

Una vez más, denuncian los nacionalistas, “Jácome pretende imponer su criterio pasándose los procedimientos por el arco del triunfo, por mero capricho, pues no hay nada que justifique prescindir de un espacio como lo del CIE, lugar de donde surgieron múltiples proyectos a lo largo de los últimos años y que sirve como espacio de impulso para todas y todos aquellas emprendedores que buscan hacerse un hueco en el difícil mundo empresarial”. Añaden que el CIE debe mantenerse máxime en momentos de crisis, “en el que el Concello debe dar apoyo a todas aquellas iniciativas que generen empleo y actividad económica”.