Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EMERGENCIA TERMAL

Dos veranos sin termalismo público

A Chavasqueira, Outariz y piscina termal seguirán cerradas por la pandemia y por el acondicionamiento a la ley autonómica

La piscina termal vacía en el centro de la ciudad de Ourense. | // IÑAKI OSORIO

El pasado fin de semana un grupo de turistas, que llegaron a Ourense como alternativa a la costa, tuvo problemas para poder coger el tren termal que recorrer la ciudad y que circula por el margen del río Miño, pasando por las termas públicas de A Chavasqueira, Muíño da Veiga y Outariz. En ese recorrido pudieron ver como los bañistas en A Chavasqueira se tienen que conformar con las aguas del río y en O Muíño y Outariz con la misma imagen.

Desde que llegó la pandemia el termalismo público ourensano se apagó de una forma tan drástica como su oferta. A expensas del hotel balneario que se pudiera construir en el edificio de la Diputación, y que pase de una magnífica idea a ser una realidad, la ciudad ve como los turistas, los ourensanos y los sectores económicos que aprovechaban el tirón termal se lamentan por el estado en el que está. Y es que la emergencia termal cumplirá el segundo verano con más reivindicaciones que realidades.

La pandemia fue la causante de cerrar el verano pasado el grifo del termalismo y la aprobación de la ley de aprovechamiento termal de la Xunta de Galicia, acompañada con la situación epidemiológica, que atraviesa la capital no aclaran un horizonte y las autoridades políticas tampoco señalan una fecha concreta para la apertura de las termas públicas. El Concello, en la primavera pasada, adjudicó mediante contratos menores la redacción de dos proyectos para la reforma y el acondicionamiento de los espacios de A Chavasqueira, la piscina termal y Outariz con el fin de adaptarlos a la nueva ley autonómica. Según pudo saber FARO esos proyectos están en fase de redacción todavía y no se ejecutarán a corto plazo. Sin embargo, fuentes municipales dicen que la contratación en Outariz está en proceso y se hará “en breve”.

Sin piscina termal, ni Chavasqueira, ni Muíño da Veiga, la capital solo tiene abiertas la parte privada de Outariz

decoration

La plataforma Amigos das Termas demandan más compromiso ejemplificando que “Salvaterra do Miño, no entendemos como allí si que las tienen abiertas y Ourense no, es algo que no se entiende”. Y además piden que se cuiden las zonas termales y sus contornos, señalando con fotografías que “es que está completamente descuidado todo, si vas al Muíño da Veiga todas las hierbas tienen más de 20 centímetros, después hay fuentes que durante el paseo de Outariz no están funcionando, y así otras tantas cosas como los aseos. Es un despropósito que la ciudad termal de la provincia termal esté así”.

Y, ¿qué ven los turistas? La imagen que se ha proyectado de Ourense es la de una ciudad termal viva, sin embargo, en la actualidad, ya sea por la pandemia o por la ley de aprovechamientos termales de Galicia, solamente pueden ver las infraestructuras donde antes, en un tiempo no muy lejano, se bañaban los turistas y los ourensanos Más de 17 meses sin poner solución a uno de los atractivos de la ciudad y las soluciones no pasan por un calendario a corto plazo si no más bien todo lo contrario. La parte concesionaria de Outariz es la única oferta termal que tiene activa la ciudad termal de la provincia termal que tiene al presidente de las ciudades europeas termales.

Compartir el artículo

stats