Ourense sufre cada verano fuegos cíclicos, como el que ayer, por fortuna, pudo ser controlado en dos horas y media tras haber calcinado unas 4 hectáreas en la parroquia de Infesta, en el municipio de Monterrei, cerca de la autovía A-52 y la nacional N-525. En otra jornada con máximas por encima de los 30, Allariz registró dos conatos a la misma hora en San Trocado.