Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ITV móvil va al rural y evita kilómetros de viaje a los tractoristas

La mayoría son particulares que utilizan el vehículo agrícola en fincas de su domicilio o el entorno | “La maquinaria es muy lenta como para tener que desplazarse mucho”, valoran | En la provincia hay 49.000 tractores, con casi 30 años de antigüedad media

La ITV móvil estuvo ayer en Castro de Beiro y por las instalaciones pasaron numerosos tractores. // FERNANDO CASANOVA

La ITV móvil estuvo ayer en Castro de Beiro y por las instalaciones pasaron numerosos tractores. // FERNANDO CASANOVA

Los casi 20 kilómetros entre Castro de Beiro y la estación de Pereiro de Aguiar de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) pueden convertirse en un trayecto de una hora al volante de un tractor, cuya circulación además ralentiza el tráfico en algunos tramos para el resto de los usuarios de la vía.

Para los particulares que disponen de un vehículo agrícola con el que desempeñar sus labores domésticas, en las fincas que rodean la casa o en terrenos rústicos del entorno, es una solución mucho más cómoda poder pasar la revisión a la maquinaria sin tener que desplazarse más allá de la parroquia.

En la provincia de Ourense hay más de 49.000 tractores, con una antigüedad media de cerca de 30 años. Desde 2020 no se pueden transferir los de más de 40 años salvo por herencias, con el objetivo de retirar del mercado los viejos y sin arcos de seguridad

decoration

La estación móvil de la ITV estuvo ayer en Castro de Beiro hasta las 17 horas, y por la instalación pasaron varios particulares –sobre todo– y algunos trabajadores agroganaderos o forestales de ese entorno periurbano de Ourense, de parroquias como la de Beiro, Palmés, Castro de Beiro, Vilar de Astrés o Untes, núcleos rurales del municipio de la ciudad, que es más que solo un enclave urbano.

La estación móvil para la ITV de los tractores estuvo ayer en Castro de Beiro. // F. CASANOVA

Los tractores están considerados como vehículos especiales y, durante la circulación por carretera, la velocidad máxima no puede superar los 40 km/h. Si llevan un remolque o semirremolque, el límite permitido se reduce a los 25 km/h. Hasta los 8 años de antigüedad, los tractores, maquinaria y remolques agrícolas están exentos de pasar la ITV. Entre los 8 y 16 años, la revisión debe ser bienal y, a partir de los 16, es obligatorio pasarla cada año.

En algunos momentos hubo colas. // F. CASANOVA

Con esta última periodicidad regresa a Castro de Beiro la estación móvil, afirma Sindo Sarmiento, el presidente de la asociación de vecinos. “Es bueno para la parroquia, da mucho servicio porque evita tener que andar con los tractores de un lado para otro. Desde las 9 de la mañana no deja de acudir gente”, decía ayer a este periódico.

En la provincia de Ourense hay más de 49.000 tractores, con una antigüedad media de cerca de 30 años. Desde 2020 no se pueden transferir los de más de 40 años salvo por herencias, con el objetivo de retirar del mercado los vehículos viejos y sin arcos de seguridad, con los que el riesgo de fallecimiento o de lesiones graves es elevado en caso de un vuelco.

El uso doméstico manda sobre el profesional, pero aún queda algún ganadero como Domingo Antonio Fernández, uno de los vecinos que sostienen una explotación ganadera en extensivo de 25 vacas en Palmés –razas limusina, rubia gallega y asturiana–, una iniciativa que surgió para rebajar el riesgo de incendios como el que en julio de 2015 arrasó 215 hectáreas en la zona, cercando casas y granjas.

Varios de los tractores que ayer pasaron la revisión en la ITV móvil. // F. CASANOVA

Toni, como es conocido, acudió también ayer a la ITV móvil. “Es un servicio que valoramos muy bien, porque nos viene cerca de casa. La maquinaria agrícola es un vehículo muy lento como para tener que desplazarse muchos kilómetros”, señala.

Un tractor, en plena inspección en la estación móvil. // F. CASANOVA

Compartir el artículo

stats