Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos del 2% de los llamados a vacunarse en Ourense rechazaron la inmunización

El cribado de ayer en Expourense tenía capacidad para 3.000 personas de Ourense y Barbadás. |   // I. OSORIO

El cribado de ayer en Expourense tenía capacidad para 3.000 personas de Ourense y Barbadás. | // I. OSORIO

Tan solo el 2% de los ourensanos que fueron citados para recibir la inmunización la rechazaron. Y en este grupo no se incluyen solo aquellos que lo hacen por voluntad propia, sino también aquellos que no pueden por contraindicación o que han pasado la enfermedad recientemente. Según la coordinadora de vacunación, Josefa Rodríguez, es posible que el martes que viene ya hayan sido citados para la primera dosis todos aquellos que forman parte del grupo entre 30 y 39 años. Algunos de ellos, incluso, ya han recibido las dos inoculaciones (el 52%). Entre los mayores de 60 años el 98,92% ya tienen la pauta completa, porcentaje que se reduce hasta el 88,89% en el caso de los que tienen entre 50 y 59 años –esto se debe a que faltan algunas segundas dosis por poner y algunos repescados que no acudieron a la cita del pasado sábado–. En el siguiente tramo (de 40 a 49) el 82 % tiene la pauta completa.

Reconoce la coordinadora que la última semana el número de vacunas que llegó fue muy limitado, lo que ha provocado una bajada en el ritmo de inyecciones con respecto a otros grupos poblacionales. Los altos porcentajes de vacunación conllevan que los pacientes ingresados en planta o que necesiten cuidados intensivos sean menos que cuando el numero de casos activos era el mismo en anteriores olas. Esto es lo que repiten algunos como un mantra para defender que las medidas sanitarias según el índice de incidencia acumulada no deberían ser las mismas que cuando las UCI estaban ocupadas al completo. Sin embargo, la necesidad de hacer cribados para encontrar casos entre los asintomáticos conlleva que el personal sanitario tenga que dedicar parte de sus jornadas laborales a estas pruebas de antígenos y los laboratorios sufran una sobrecarga, nuevamente, para analizar todas las PCR requeridas. Los centros de salud ya acumulan más de 2.000 pacientes a los que deben realizar seguimiento por haberse contagiado (a la vez que estar pendiente de sus contactos más estrechos).

Todo ello sin dejar que caiga el ritmo de vacunación –cuando se dispone de dosis– y durante un periodo estival en el que los profesionales sanitarios también descansan por vacaciones, lo que supone hacer auténticos malabares. A esto se suma que una circulación alta del virus hace que los sanitarios también estén expuestos a contagiarse, pese a tener la pauta completa. Si bien muchos se encargan de recordar que para los vacunados el riesgo de que la enfermedad se desarrolle de forma grave, desciende cuantiosamente, también hay que incidir en que el periodo de aislamiento y de baja laboral sí trastoca el funcionamiento de todo el sistema, tensionándolo una vez más. El viernes, en la provincia, eran 22 los municipios libres de coronavirus. Ayer ese número bajaba hasta los 16 (de los 92 totales). Esto quiere decir que en el 85% de las localidades el virus está presente. Por otra parte, la capital registraba el domingo su máximo de casos activos de toda la pandemia llegando a los 1.074 (un aumento de 91 pacientes en 24 horas). Ayer, se volvió a batir el triste récord: son 1.117 las personas con la enfermedad activa (43 nuevos casos, la mitad que la jornada anterior).

En cuanto a la presión hospitalaria los profesionales advierten de que continúa creciendo, incluso entre los ya vacunados. En el CHUO hay 26 personas ingresadas en planta y 4 en la Unidad de Cuidados Intensivos. La media de edad de los hospitalizados se sitúa en los 59 años y medio. A nivel provincial, Ourense y Barbadás concentran el 65% de los casos activos, pero el virus se extiendo con más fuerza hacia los concellos limítrofes. Felix Rubial, gerente del área sanitaria, alerta de que esto mismo se está produciendo en O Barco y O Carballiño y sus municipios colindantes. El primero ya suma 171 casos activos y el segundo 92 –a la espera de los resultados del cribado de esta tarde–. Las jornadas de vacunación continúan hoy en los tres hospitales comarcales con segundas dosis para los que tienen entre 40 y 49 años. Así las cosas, 3.000 personas están citadas para inmunizarse en el CHUO, otras 300 para hacerlo en O Barco y 250 más en el área de Verín.

El cribado de Ourense y Barbadás suma 23 positivos

En la tarde de ayer estaban citadas 3.000 personas para participar en un cribado –el tercero en dos semanas en esta área– que buscaba casos entre los asintomáticos de Ourense y Barbadás. Solo se presentó a la prueba de antígenos el 40,8% de los convocados. Y de entre todos ellos, 23 arrojaron un resultado positivo. Estos nuevos contagios se sumarán, tras confirmarse con una PCR, a los datos de ambos municipios. Hoy le toca el turno a O Carballiño, en el polideportivo Paco Chao entre las 16.00 y las 21.00 horas. En este cribado participarán personas de la localidades de O Irixo, Maside, Piñor, Punxín, San Amaro y Cea que tienen entre 16 y 40 años y que se han inscrito previamente –para un máximo de 3.000 plazas totales–. Desde el Sergas recomiendan que, en caso de haberse apuntado y no haber recibido el SMS que confirma la cita con la hora, se consulte en la aplicación móvil del Servicio Galego de Saúde o, en última instancia si los dos métodos anteriores fallaran, se llame al centro de salud para confirmar si se cumple con los requisitos para participar en el cribado y, en caso de ser así, el horario asignado para ello. Lo mismo se aplica para aquellos que están pendientes de una cita de vacunación.

Compartir el artículo

stats