Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más lluvia en 9 días de antesala del verano que en mes y medio

Hoy es la última jornada de la serie de precipitaciones desde el 12 de junio: 95 litros por metro cuadrado en Ourense, trombas incluidas

La tromba que descargó el 13 de junio sobre Ourense. // IÑAKI OSORIO

La tromba que descargó el 13 de junio sobre Ourense. // IÑAKI OSORIO

El día con un mayor número de horas de luz del año –más de 15 entre el amanecer y el ocaso–, el que marcó el inicio oficial del verano (el solsticio fue a las cinco y media de la madrugada de este lunes), pasó más desapercibido, con temperaturas más propias del inicio de la primavera y lluvias de nuevo, prolongando una serie de precipitaciones que hoy sigue, tras comenzar el 12 de junio.

Estos nueve días de antesala del periodo estival se han caracterizado por un vaivén meteorológico, con máximas en algunas jornadas de 35 grados, enérgicas tormentas como las que el domingo 13 de junio y el miércoles 16 agitaron y anegaron la ciudad, así como un desplome de las temperaturas en las últimas jornadas, con la lluvia como acompañante en esta transición entre estaciones.

Para alcanzar el registro de lluvia en la ciudad de estos 9 días previos al verano habría que sumar los datos de pluviosidad desde el 13 de abril hasta el 31 de mayo

decoration

Según la previsión de Meteogalicia, hoy será el último día de la serie con precipitaciones desde el 12 de junio. A partir del miércoles, el anticiclón se irá imponiendo y las temperaturas máximas –que ayer no subieron de 21 grados– irán aumentando con el paso de los días.

Desde aquel sábado y hasta ayer por la tarde, en Ourense se han acumulado 95 litros por metro cuadrado. Se trata de un mayor volumen de precipitaciones que las que se registraron en un periodo teóricamente más húmedo, entre mediados de abril y principios de junio. Para alcanzar el registro de lluvia en la ciudad de estos 9 días previos al verano habría que sumar los datos de pluviosidad desde el 13 de abril hasta el 31 de mayo.

En este mes no hubo rastro de lluvia hasta el pasado día 12. Si entre las jornadas 1 y 11 no se registró ninguna precipitación, el 12 hubo una primera descarga asociada a las tormentas: 5,6 litros por metro cuadrado. Nada comparable a la tromba que cayó el domingo 13, asociada a vientos de más de 75 kilómetros por hora que causaron decenas de incidencias que colapsaron la ciudad. Aquella jornada se acumularon 30,2 litros por metro cuadrado.

Fue el día de esta serie previa al verano más pasada por agua, aunque el pasado miércoles, 16 de junio, una nueva tormenta descargó 23,6 litros por metro cuadrado. Una tromba que saturó parte del alcantarillado, sobre todo en la zona histórica, causando inundaciones en varios establecimientos y edificios públicos y privados.

Desde entonces, y ya sin aparato eléctrico de por medio, se registraron en la ciudad 11,2 l/m2 el pasado jueves, 12,2 el viernes, 3,4 el sábado, 4,2 el domingo y 3,8 ayer lunes. Hoy es el último día en Ourense de esta lluviosa transición estacional.

Compartir el artículo

stats