Vientos feroces y granizo y lluvia intensos barrieron en cuestión de minutos Ourense desencadenando más de 60 incidencia a media tarde del domingo: calles convertidas en ríos, árboles arrancados de cuajo, tejados y vallas caídos, o sillas y mesas de varias terrazas por los aires, como si fueran papel.

Hubo daños en terrazas, balcones y estructuras metálicas y también se registraron varios accidentes de tráfico y caídas de árboles y estructuras sobre coches, como en el entorno del parque Miño o el campus. La súbita acumulación de agua inundó los puentes nuevo y viejo, donde los vehículos avanzaban como podían sobre balsas.

El tejado de la piscina Rosario Dueñas, en el pabellón de Os Remedios, se levantó y los daños son cuantiosos.

Bolsas de agua complicaron el paso en varias calles y carreteras. Tres coches se vieron implicados en un siniestro en la A-52, antes del túnel de Alongos. Un turismo volcó en la N-525 en O Couto dejando a dos personas heridas. Según informa el 112, un particular alertó sobre las 20 horas de una salida de vía de vehículo debido a la tormenta. Los ocupantes pudieron salir por su propio pie. Desde la central gallega de emergencias se movilizó al 061, Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y bomberos.

Tormenta espectacular en Ourense: el Puente Romano se convierte en una piscina R.O.

La tormenta descendió de forma abrupta la temperatura desde una máxima de 34 grados a menos de 20 tras la enérgica descarga. En la ciudad se acumularon, en cuestión de minutos, 24 litros por metro cuadrado, según los registros de Meteogalicia.

16

Las imágenes de una tormenta en Ourense para la historia R. O.

La tormenta provocó más de 60 incidencias en la capital de As Burgas desde la tarde del domingo hasta primera hora de este lunes, según informa el 112. En el momento de mayor virulencia, sobre las 19 horas, la central de emergencias recibió más de 20 avisos por problemas en las carreteras. Además, fue alertado de la caída de un tejado en la calle Vicente Risco y de varias calles cortadas por la caída de árboles y ramas, como en la N-120 y las calles Pablo Iglesias y Buenos Aires.

Árboles en plena carretera y coches circulando encima del agua: así fue la tormenta de Ourense R. O.

El 112 informó a la Policía Local y a los bomberos de posibles riesgos por desprendimentos de tejas o planchas de cubiertas hasta en 15 ocasiones, como en las avenidas Pardo de Cela y de Santiago, y en las calles del Bierzo y Vicente Risco.

A excepción de los dos heridos en la salida de vía de Couto, no hubo que lamentar daños personales.