DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marita Souto, única ponente de España en el G20: “El COVID causó más impacto laboral a las mujeres”

Según la investigadora, la feminización de trabajos en sanidad, termalismo o en empleos de centros de dependientes “empeoró las condiciones laborales de la mujer, y también su vida familiar”

La doctora Marita Souto, ante la fuente termal de As Burgas. |   // FDV

La doctora Marita Souto, ante la fuente termal de As Burgas. | // FDV

El reciente encuentro mundial del G20, bajo el epígrafe de “G20-Women”, que se acaba de celebrar en Italia, tuvo una única ponente en representación de España, la doctora e investigadora ourensana Marita Souto Figueroa, quién abordó además durante su conferencia, un tema de plena actualidad en el ámbito sociológico, pero desde su doble prisma como científica y experta termal : “El papel de la mujer trabajadora y la desigualdad de género en el termalismo de Galicia -España, en tiempos de COVID”.

Según explicó en su ponencia “es evidente que la pandemia ha sido demoledora para la clase trabajadora, especialmente para los colectivos más vulnerables y para aquellas personas con trabajos y empleos más precarios y esta nueva crisis no ha hecho más que acentuar las desigualdades de género y hacerlas aún más profundas” .

Feminización de los cuidados

Los datos que aportó en esta ponencia avalan una clara “feminización” de todos aquellos trabajos que experimentaron una mayor carga durante el COVID-19. De hecho la mujeres representan explica, el 70% del personal sanitario, llegando incluso al 84% en el ámbito de la enfermería. También en el área termal un 81% de trabajadores son mujeres, frente a un 71% en Portugal por ejemplo y con edades mayoritariamente de 25 a los 45 años.

En el caso del personal contratado en establecimientos residenciales para la atención a personas dependientes también más del 84% son mujeres.

En este contexto, la pandemia “ha afectado mas a los colectivos más vulnerables y los empleos más precarios, el COVID-19 ha supuesto un fuerte impacto en las condiciones laborales y de vida de las mujeres” explica Marita Souto.

De hecho según la investigadora , –quien ostenta entre otros cargos internacionales el de representante en Galicia de la Femtec, Federación Mundial de Hidroterapia y Climatoterapia– el COViD “no es solo una crisis sanitaria”, sino que tiene una triple dimensión “sanitaria, económica y social y con un impacto diferente entre mujeres y hombres.

Recuerda que la OIT avisa de los graves efectos de la pandemia sobre las mujeres trabajadoras “debido a esa a feminización de los sectores más precarios y más dañados durante los últimos meses”.

Ante un público de expertos internacionales, Souto indicó que “la fuerte presencia de mujeres en sectores como turismo, restauración, comercio y especialmente en el sector de empleadas del hogar y cuidados, ha provocado este fuerte impacto sobre las condiciones laborales y de vida de las mujeres”.

Además “a las dificultades de la conciliación y a la falta de responsabilidad compartida se suma, en muchos casos, el hecho de desempeñar el trabajo a distancia (teletrabajo), que exige un plus en la organización familiar y provoca una sobrecarga del trabajo de cuidados, que sigue recayendo en el l 70% de los casos en la mujer”.

Por eso se hace necesario, por tanto, “poner en marcha mecanismos de responsabilidad compartida desde todos los ámbitos, administraciones, empresas y hogares”, señaló, fomentando además “el uso igualitario de las medidas de conciliación por parte de las trabajadoras y los trabajadores, lo que contribuye a facilitar que no sean las mujeres quienes, como constatan multitud de estadísticas, se vean obligadas a reducir jornada laboral” alertó, e incluso alimentar un contexto en el que solo un 31% de mujeres ocupan puestos directivos.

Vendiendo el termalismo gallego al mundo

El estudio presentado por Souto Figueroa en el G20, y que ha sido elogiado por el presidente de la Femtec,Umberto Solimene y la vicepresidenta, advierte de que “179 .931 trabajadores gallegos, se verán empujados para 2030 a cambiar de ocupación, siendo las mujeres, con salarios más bajos las más afectadas”. Explicó para el público internacional participante, de un encuentro este año telemático por la pandemia, que “Galicia es una de las regiones de Europa con mayor riqueza en aguas minero medicinales y termales. Es la comunidad autónoma líder en España en cuanto a la oferta termal. Sus 21 balnearios, con más de 3.000 plazas hoteleras, reciben anualmente cerca de 150. 000 personas usuarias”, aprovechando así para vender fuera el termalismo gallego por cuya puesta en valor tanto ha trabajado como científica. No obstante la doctora indica en sus conclusiones que “en el momento actual solo dos balnearios han abierto con el aforo al 30% y con todas las medidas y protocolos COVID. Se prevé además que en los meses de junio julio de este año se abran los balnearios porque son fuentes de salud” indicó. Souto Figueroa tiene un extenso curriculum investigador y es consejera Técnica de la Sociedad Francesa de Termalismo y de Talasoterapia para la Salud Bucodental, además de estar detrás de infinidad de estudios de las aguas minero medicinales de Ourense y Galicia, con terapias incluidas con pacientes, que avalan los resultados curativos de las mismas en distintas patologías.

Compartir el artículo

stats