Treinta y un días de trabajos en beneficio de la comunidad y seis meses de alejamiento e incomunicación de su expareja, a la que reconoce que agredió en la parada del autobús de Juan XXIII, sobre las 21.40 horas del pasado 4 de abril. No quería que cogiese el autobús y la zarandeó. Un hombre intermedió y el acusado lo empujó al suelo.