DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vocación que no se jubila: 180 años en la abogacía entre Alfonso, Nemesio y Manuel

Octogenarios y con 60 años de experiencia, siguen en el día a día de una profesión en la que la experiencia es un valor | Son los colegiados 31, 30 y 47 entre más de setecientos

Alfonso Pazos (2º i.), Nemesio Barxa (c.) y Manuel Sánchez Aguirre (d.), con la decana de la abogacía y el presidente de la Audiencia. // IÑAKI OSORIO

Alfonso Pazos (2º i.), Nemesio Barxa (c.) y Manuel Sánchez Aguirre (d.), con la decana de la abogacía y el presidente de la Audiencia. // IÑAKI OSORIO

Entre los más de setecientos profesionales del derecho que continúan de alta en la abogacía en Ourense, en el censo de ejercientes, hay veteranísimos letrados que suman más de medio siglo de experiencia y continúan al pie del cañón, a diario. Nemesio Barxa Álvarez (1935) es el colegiado número 30; Alfonso Pazos Bande (1932), el 31. Manuel Sánchez Aguirre (1939), que además de abogado fue concejal en Ourense con el Partido Popular entre 1991 y 95 –el alcalde era el socialista Manuel Veiga Pombo–, tiene el carné 47.

Los tres se reunieron con FARO para compartir su experiencia vital y profesional, en una cita a la que acudieron la decana de la profesión en la provincia, Pilar López-Guerrero, y el magistrado y máxima autoridad judicial en Ourense, Antonio Piña, presidente de la Audiencia.

"O día a día lévase con máis tranquilidade, non coa mesma ilusión pero si coa mesma disciplina"

Nemesio Barxa - Abogado, colegiado número 30

decoration

“Nemesio estaba mirando quién iba primero a colegiarse de los dos, él llegó el primero yo el segundo”, bromea Alfonso en este y otros momentos de la entrevista. Al día siguiente, a las diez, acudirá un juicio que ha estado preparando hasta poco antes de la charla. Entre la familia de ambos octogenarios había parentesco, por lo que ya se conocían antes de empezar a ejercer, hace más de 60 años. “Vamos a seguir hasta que Dios lo mande”, resuelve Pazos. “Para mí ir a un juicio es un motivo bueno. Todos los asuntos son importantes, les dedico todo el tiempo que puedo y cuando voy a sala tengo la esperanza de que salga bien. Si sale mal, recurro y, si los recursos no prosperan, la culpa es de los jueces”, amplía el mayor de los tres, ahogando una sonrisa.

Barxa, Pazos y Sánchez Aguirre conversan a las puertas del palacio de justicia. // IÑAKI OSORIO

“Ahora me lleva más tiempo preparar las cosas. Las escribo a mano y se las dicto a Sonia, la secretaria del despacho”, añade. “O día a día lévase con máis tranquilidade, non coa mesma ilusión pero si coa mesma disciplina. O que si me impuxen foi unha disciplina horaria. Eu vou sempre á mesma hora”, indica Nemesio. “¿Qué hora, qué hora?”, pregunta Alfonso. “Ás dez”. Pazos se levanta “a las siete o siete y cuarto, y a las nueve ya estoy en el despacho”, asegura este letrado.

“Su capacidad de trabajo y su gusto por la abogacía son grandes valores. A los jóvenes les dan el ejemplo, en primer lugar, de que esta es una profesión que te acaba apasionando; es una carrera de larga distancia y de mucha vocación”

Pilar López-Guerrero - Decana de la abogacía de Ourense

decoration

“Eu tamén me diversifico moito máis, estou na produtora cinematográfica galega Nós, que creamos nos anos setenta”, interviene Nemesio, que tiene despacho en Ourense y en Vigo. “Tamén estou metido colaborando en Sermos e Nós Diario”, afirma un abogado que fue pionero en el uso del gallego en la justicia.

“Su capacidad de trabajo y su gusto por la abogacía son grandes valores. A los jóvenes les dan el ejemplo, en primer lugar, de que esta es una profesión que te acaba apasionando; es una carrera de larga distancia y de mucha vocación”, destaca Pilar López-Guerrero. Pero la decana de este colectivo en la provincia de Ourense subraya que “también me parece un poco doloroso que la abogacía sea una profesión con tan poca cobertura social, con las pensiones que cobran de la mutualidad, que son de 600 euros. O tienes dinero o te exigen seguir. En ese aspecto, es una profesión precaria”, señala Pilar.

Los protagonistas del encuentro con FARO, en la sala de vistas de la Audiencia Provincial. // IÑAKI OSORIO

“Se non tes vocación isto é unha merda”, zanja Nemesio. “A mí me llamó Dios por este camino”, enlaza Alfonso, que después relata: “Mi padre estuvo en México exiliado. Manteníamos una correspondencia y, cuando yo terminé derecho, le pregunté qué opinaba él, qué debía hacer. Por escrito, mi padre contestó –y recita de memoria–: ‘Decir palabras con significado justo es cumplir fines y ver más de cerca las estrellas’. Y aquello lo entendí perfectísimamente. Me fui a A Coruña a hacer la pasantía con don Sebastián Martínez Risco, estuve allí dos años, vine para Ourense y desde entonces estoy aquí dando el coñazo”, finaliza Alfonso Pazos con humor.

"Primero, antes de ponerse detrás de una mesa de despacho para asesorar y ejercer hay que prepararse muy bien. Segundo, hoy el abogado generalista ya tiene poca cabida, hay que especializarse y montar despachos multidisciplinares"

Manuel Sánchez Aguirre - Abogado, colegiado número 47

decoration

“Vocación e sacrificio” son los consejos que da a los recién iniciados Nemesio Barxa, quien guarda como uno de sus mejores recuerdos profesionales la defensa de los que protagonizaron la revolución de Allariz. “Na época na que empezamos nós vivíase ben da profesión, non había ningún problema, pero hoxe en día moitos malviven e a profesión detúrpase. Nós non tiñamos esas angustias”, observa este profesional. También ha apreciado un gran cambio en cuanto al talante y al afán de lograr acuerdos que había entonces, cuando en toda la provincia eran un centenar de letrados. “Hai unha diferencia de trato, relación, sentimento e comportamento”.

Manuel Sánchez Aguirre está colegiado desde 1964, hace 57 años. Con mayor especialización en administrativo y fiscal, sigue trabajando mañana y tarde, “sin horizonte de final, mientras la cabeza me sirva”. Sus consejos para los nuevos letrados son “primero, que antes de ponerse detrás de una mesa de despacho para asesorar y ejercer hay que prepararse muy bien. Segundo, hoy el abogado generalista ya tiene poca cabida, hay que especializarse y montar despachos multidisciplinares. El individual y que sabía de todo ha desaparecido”, apunta.

“Que exista una mezcla entre abogados veteranos y jóvenes da mucho poso a la abogacía en Ourense, es muy positivo”

Antonio Piña - Magistrado. Presidente de la Audiencia Provincial

decoration

“Para los que somos de mi edad y nos encontramos con las tecnologías y la divulgación de datos de legislación y jurisprudencia, fue un avance grande. Los que ya somos mayores teníamos la famosa colección de libros de Arazandi, y eso se ha convertido casi en un papel para quemar. No estamos preparados para movernos dentro de esa tecnología. Yo, para poder estudiar, soy incapaz de hacerlo en la pantalla del ordenador, tengo que imprimir y subrayar”. La experiencia, considera Sánchez Aguirre, aporta “una mayor fuente de información” y el bagaje de casos “queda ahí, es un poso que tienes. La actitud ante un caso te lo da la experiencia”, opina.

El magistrado Antonio Piña conversa con los abogados Sánchez Aguirre y Barxa. // IÑAKI OSORIO

“Lo primero que digo a los alumnos cuando voy a la universidad es que para mí el derecho es adictivo, se lleva dentro. Para estos profesionales, el derecho forma parte de ellos. Aunque es cierto que ha cambiado radicalmente en los últimos años y lo seguirá haciendo, porque la sociedad avanza, demanda cambios y eso tiene repercusión en el derecho, la experiencia no se borra; aporta haber visto muchos procedimientos semejantes, sabes mejor cómo afrontarlos. El conocimiento es un plus”, destaca el magistrado Antonio Piña. “Que exista una mezcla entre abogados veteranos y jóvenes da mucho poso a la abogacía en Ourense, es muy positivo”, dice.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats