La Fiscalía solicita cuatro años de prisión para cada uno de los dos acusados de un delito de robo con fuerza en un local abierto al público, un bar de Ourense, la madrugada del 10 de mayo de 2016. Según el ministerio público, tras fracturar la persiana del cierre, mientras uno de ellos hacía funciones de vigilancia el otro, con un pasamontañas, accedió al interior y se apoderó de una hucha en la que había casi 1.400 euros.

Fueron sorprendidos en pleno delito pero consiguieron huir. El robo con fuerza causó desperfectos en el local hostelero, de los que la compañía abonó una cantidad, compensando además parte del dinero sustraído. La propietaria renunció a ejercer cualquier tipo de acción, de manera que la Fiscalía solicita una indemnización.