Una intoxicación alimentaria producida este miércoles en una residencia de Leiro y dos de O Carballiño, así como en un comedor escolar de este último concello, ha afectado a unas 35 personas, informan fuentes sanitarias. De ellas, siete fueron atendidas en las Urgencias del Complejo Hospitalario de Ourense (CHUO), seis de las cuales tuvieron que ser ingresadas.

Al margen de los afectados trasladados al CHUO, una docena de usuarios recibieron atención en el Punto de Atención Continuada (PAC) de O Carballiño y el resto fue atendido en sus geriátricos.

El Sergas activó un operativo de asistencia y evaluó las "necesidades o el refuerzo de personal" de los PAC de O Carballiño y de Ribadavia, "mientras en paralelo está movilizando personal y recursos para la atención en el propio centro de los residentes", explicaban este miércoles fuentes sanitarias. Por su edad o sus condiciones de salud, explica la Xunta, "se pueden ver más afectados".

En coordinación con los servicios de Saúde Pública y Medicina Preventiva se está haciendo un seguimiento para determinar el origen y las características de la intoxicación.