Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacunación de menores de 50 arrancó con Janssen: “Un pinchazo que me ahorro”

Una ourensana fotografía a su amiga mientras recibe la vacuna, ayer en el Paco Paz. |   // IÑAKI OSORIO

Una ourensana fotografía a su amiga mientras recibe la vacuna, ayer en el Paco Paz. | // IÑAKI OSORIO

La vacunación del colectivo de menores de 50 arrancó este lunes en el área sanitaria de Ourense con 2.925 convocados. El nuevo grupo, de 40 a 49, se estrenó con Janssen, pero no solo se le administrará esta fórmula. En próximas jornadas puede ser Moderna o Pfizer, una información que se conoce casi de un día para otro, según los lotes que va recibiendo el Sergas.

Así, a los primeros convocados, nacidos entre 1972 y 1973, que acudieron ayer al Paco Paz les tocó la fórmula monodosis. Un pinchazo doloroso para algunos, que manifestaron su sorpresa por la molestia inicial en el brazo, pero mitigado por el paso ya completado en una única cita. “Un pinchazo que me ahorro”, comentaba José Manuel diez minutos después recibir la vacuna. Este ourensano admite que la “incertidumbre” inicial con las vacunas no había generado en él demasiado entusiasmo pero considera que “hay que hacerlo”. Entre “coger la enfermedad y vacunarse, está claro”, afirma.

También Cesáreo López, que inicialmente se mostraba indiferente a la firma que le tocase, le ve el lado positivo a Janssen: “Así no tengo que volver; a ver si esto va rápido y se pasa esta pandemia”, señalaba. Este ourensano llegó al punto de vacunación “con ilusión”. Vivió el coronavirus de cerca, con algún caso en su entorno, y desea que “acabe de una vez”.

También Amalia acudió con ganas de recibir el pinchazo contra el COVID. En su familia ya hay inmunizados con la pauta completa, primeras dosis y ahora ella, que con un pinchazo está blindada frente al virus. “No tenía preferencia por ninguna en concreto, pero con Janssen mejor, porque no hay que volver”.

Zona de espera de 15 minutos en la pista del Paco Paz. Iñaki Osorio

Con el inicio de la campaña entre los menores de 50, señala, “parece que todo va más rápido”. También ve más cerca el final Mónica, que tras esperar 15 minutos en la zona de espera, hace cola para recoger el certificado de vacunación. “Sé que puedo descargármelo, pero por seguridad prefiero pedirlo aquí”, comenta. Notó cierta molestia en el brazo al recibir la vacuna, pero pasados unos minutos ya no notaba nada. “Esperemos que siga avanzando así de rápido”.

La vacunación, en jornada solo de mañana, discurrió de manera fluida. En el Paco Paz estaban convocados 1.900, 525 en el hospital de Verín y 500 en el de Valdeorras.

Dolores Sánchez González, coordinadora del dispositivo en el Paco Paz, destacó que, pese a ser un colectivo en edad laboral, la participación fue buena y muy fluida durante toda la mañana, con ocho puntos de vacunación y sin parones. “En este franja de edad agradecen que la vacuna sea monodosis porque muchos están trabajando y solo tienen que venir una vez, y en el plazo de una semana tras recibir el pinchazo están inmunizados”, señala.

Hoy segundas dosis para el grupo de 50-59

La vacunación masiva se centra hoy en las segundas dosis del grupo de 50-59, con idea de finalizar este mes con este colectivo. Están citados 4.500 en el Paco Paz, CHUO y hospitales de Verín y Valdeorras.

Compartir el artículo

stats