Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OCIO NOCTURNO

O Cimborrio pide revisar los expedientes de “cuatro falsos pub” ante su reapertura

Cuentan hasta 13 locales que funcionan “de forma clandestina por la noche” | “Hacer la vista gorda con las licencias genera un auténtico descontrol” en el ocio nocturno

La plaza del Corregidor en una de las fotografías de 2019. |   // I.O.

La plaza del Corregidor en una de las fotografías de 2019. | // I.O.

Este próximo fin de semana, el Keops será el epicentro de la prueba piloto por parte de la Xunta de Galicia para reactivar un ocio nocturno, que según fuentes del gobierno gallego, abrirá a partir de julio, o al menos, eso esperan.

Desde la Asociación O Cimborrio piden “la inmediata reposición de la legalidad de cuatro falsos pub tras analizar los expedientes de estos locales y comprobar la inexistencia de la correspondiente licencia como Café Bar Especial. Con estos locales son en total 13 los que hemos detectado que actúan como clandestinos”. Ante el inminente horizonte de la reapertura del ocio nocturno quieren que se cumpla la normativa “ni más ni menos”.

Y añaden que “era un secreto a voces que estos locales no tenían licencia de actividad para ejercer como pub. Llama poderosamente la atención que, los hosteleros, a quienes se les hacían competencia desleal, les hubiesen denunciado. Lo que nos hace pensar que muchos tengan algo que ocultar. Tampoco entendemos como el Concello no controló las licencias de los locales permitiendo que esto se descontrolara”.

En concreto, desde O Cimborrio señalan a los pubs Golden y Misstik en la calle Pizarro, a Tokio (ubicado en la calle Juan de Austria) y otro en la calle Lepanto, bajo el nombre de Ceda o Vaso.

Precisamente, sobre este último advierten que “llama poderosamente la atención como lleva ejerciendo la actividad durante tanto tiempo, según el titular de la licencia, 27 años. Nació en 1960 como taberna y en 1993 adquiere la categoría de bar, pero nunca tuvo licencia de Café Bar Especial”.

Sobre el Golden alegan que “fue denunciado en agosto de 2019, y así ocho veces más reclamando la reposición de la legalidad. Las denuncias no fueron atendidas por el concello”.

Y por último sobre el Tokio dicen que “es un microlocal sin ningún tipo de aislamiento acústico ni licencia para la actividad que de forma recurrente es alquilado por desaprensivos rentistas. Hacer la vista gorda con las licencias genera un auténtico descontrol en el ocio nocturno”.

Desde O Cimborrio llevan denunciando este tipo de situaciones que hacen competencia desleal a los demás establecimientos, que generan problemas de convivencia en el centro de la ciudad por las noches y piden que “se cumpla la ley y las normativas que hay vigentes. Nada más, no queremos que nadie cierre, queremos que cumplan”.

Compartir el artículo

stats