Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jácome no cierra apoyos para liberar sus 62 millones para obras: "A la oposición le importa un bledo la ciudad"

Los otros grupos ven unos presupuestos encubiertos, en la propuesta de modificación de crédito del regidor. Todo apunta a que recurrirá a la cuestión de confianza para aprobarlos, al no ver riesgo de moción de censura

Reunión ayer de la Xunta de Portavoces en el Concello de Ourense  | // IÑAKI OSORIO

Reunión ayer de la Xunta de Portavoces en el Concello de Ourense | // IÑAKI OSORIO

La junta de portavoces celebrada ayer en el Concello de Ourense, acabó en tablas para el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome pues, en vísperas del pleno extraordinario convocado para mañana viernes, no ha conseguido apoyo claro de los grupos de oposición, –salvo de Ciudadanos– para sacar adelante su modificación de crédito por 62, 6 millones de Ourense, que le permita rendir cuentas con la ciudadanía, y materializar además alguno de los pilares de lo que él siempre ha vendido como su “modelo” de ciudad, “si es que lo tiene” como subrayó después la oposición.

 En este contexto, y con un solo voto favorable por ahora, pero insuficiente, del concejal de Ciudadanos José Araújo, la oposición da por hecho, y el propio alcalde lo reconocía así hace días que el único camino para sacar adelante su modificación de crédito es recurrir a la cuestión de confianza, y sacarlos adelante con cuatro votos a favor de 27, en la “confianza”, valga la redundancia, de que no se va a producir una moción de censura contra Jácome. El pacto PP-PSOE se dio hace tiempo por perdido. No obstante el BNG cree que al final el PP le apoyará, ·“solo está mareando la perdiz”, indicó el portavoz nacionalista, Luis Seara.

Por su parte el alcalde sentenció, a la salida de la reunión que “es difícil llegar a acuerdos, podíamos renunciar a un 25% de lo que proponíamos y es mucho, a cambio de consenso pero no aceptaron, por que o que quieren es básicamente que no se hagan obras solo por interés electoral. A la oposición la ciudad, le importa un bledo” .

“Presupuestos encubiertos”

“La oposición fue casi monolítica en criticar algo que Jácome también denostaba de forma reiterada cuando estaba en la oposición, la presentación de estas modificación en un solo bloque, en ese caso de 62,6 millones, en lugar de hacerlo de forma diversificada.

Según el portavoz del PSOE Rafa Villarino “nosotros presentamos directamente enmiendas”, porque entiende que lo que presentó hace días Jácome con sus partida y correspondientes proyectos por ese total de 62,2 millones “no es una modificación de crédito, sino unos presupuestos municipales encubiertos” al no haber aprobado unos para el presente ejercicio.

Está de acuerdo el PSOE con algunas propuestas como la de zonas verdes “pero no encontramos prioritarios proyectos como los de movilidad vertical, eso no es urgente, salvo para él alcalde”. También lamentó que el alcalde eluda aumentar partida en el área Social alegando que eso es competencia de Xunta y Gobierno central.

PSOE, reajuste de 23 millones

De este modo, desde el grupo municipal socialista exigen un reajuste de 23 millones de euros sobre la propuesta efectuada por el equipo de gobierno, que implicaría el rechazo de las partidas destinadas a infraestructuras de movilidad vertical –que consideran faltas de planificación y que carecen de los preceptivos estudios de impacto y cueste de mantenimiento– o las de adquisición de elementos de transporte urbano. Proponen paliar los efectos del COVID, con una línea de 10 millones de euros en ayudas para el comercio, la hostelería y aquellos sectores más afectados por los efectos de la pandemia. Un rescate cultural con una partida de 1,2 millones; subvencionar iniciativas de Participación ciudad y del tercer sector entre oros con 3 millones.

La contra propuesta del PP

La portavoz municipal del PP, Flora Moure señaló que la propuesta de los populares parte por dejar sobre la mesa por ahora las partidas de 12 y 14 millones que el alcalde tenía previstas para escaleras mecánica y para renovación de buses respectivamente “darle prioridad a las áreas social, deportiva, social deportiva, Participación Ciudadana, de ayuda a la Hostelería, apoyo a cultura y la educación. Su propuesta muy diversificada incluye desde dos millones para ampliar el Museo Municipal (el proyecto está hecho), a recursos por la UPO que el alcalde quiere cerrar, para la cartografía del PEPOU, la UPO entre otros, urbanismo, cartografía para del PEPOU y una amplia apuesta por el área social en tiempos de pandemia como una nueva sede para la casa de acogida de víctimas de maltrato, o una ampliación de 10 millones para ayudas a hostelería.

BNG cambios por 25 millones

Para empezar el portavoz del BNG, Luis Seara, acusó al alcalde de “pretender gobernar cómo si tuviera mayoría” cuando tiene tres ediles de 27. Además para Luis Seara el objetivo de Jácome es llegar a la moción de confianza pues “tiene absolutamente secuestrado al PP y sabe que en ningún caso va a apoyar una moción de censura”.

Los nacionalistas reiteran que hay cuestiones del documento con las que están de acuerdo, por lo que “solicitamos que se habían podido traer en modificaciones distintas y poder votarlas por separado” pero también otras “claramente cuestionables”, como es el modelo de recogida de basura y colectores soterrados, “un modelo claramente en desuso y que ya demostró no ser ni eficaz ni eficiente”. Su propuesta alternativa cambia en torno a 5 millones de euros.

La reforma interior y los aledaños de la Plaza de Abastos nº 1, la recuperación del ciclo festivo y alcanzar 3 millones en Cultura, la puesta a punto del Auditorio, el aumento en la partida dedicada a Sociales, la puesta en marcha de la oficina de movilidad para desarrollar el PMUS, renovar y ampliar la red de saneamiento y abastecimiento, los 10 millones de euros aprobados en pleno para pequeño comercio y hostelería son algunas de las propuestas del BNG.

Jácome, centro, habla en un pleno con el interventor (dcha). // IÑAKI OSORIO

Más de 300 reparos levantados por el alcalde

Por otro lado, más de 300 anomalías o reparos del interventor, han sido los que ha levantado el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, es decir que ha seguido adelante con esos expedientes, pasando por alto los reparos de la Intervención municipal, pues es el regidor el único que tiene potestad para hacerlo.

Según fuentes de la corporación local ourensana, ese procedimiento reiterado de levantar anomalías o reparos detectados en los expedientes por Intervención, para aprobarlos expedientes, era uno de los motivos de agudas crítica del alcalde cuando estaba en la oposición. Ya en diciembre del pasado año Jácome levantó 580 anomalías o reparos del interventor, lo que se consideró entonces un récord histórico, en cuanto a número de reparos y anomalías detectadas por el interventor en tan poco tiempo de gestión municipal.Se dividían dos anexos entonces, unos facturas y en otros 16 expedientes se había omitido el trámite de fiscalización previa.

Compartir el artículo

stats