El Juzgado de lo Penal dejó visto para sentencia el juicio contra J.G.G. por un delito de atentado y un delito leve de malos tratos, después de propinar dos puñetazos en el pecho a un sanitario en el centro de salud de Maceda. Los hechos se remontan al 23 de enero de 2020, cuando el acusado estaba con su mujer en las instalaciones sanitaria y ella fue llamada a la consulta. En ese momento, el enfermero le manifestó al hombre que debía esperar fuera y este le agredió diciendo que que “tu non eres quen para botarme de eiqui hasta que me de a gana”. Por ello, la Fiscalía pide un año de prisión y una multa de dos meses a razón de 10 euros día.