DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jácome encarga una encuesta y lo suspenden con un 4,1 mientras Jorge Pumar (PP) saca un 5,1

La oposición ve “la mano de Baltar” en este estudio que cuela como opción a votar por el PP, a un edil que no fue candidato

Jácome, durante un pleno

Jácome, durante un pleno Iñaki Osorio

“Yo nunca miento”, aseguró el alcalde de Ourense Gonzalo Pérez Jácome durante una reciente comparecencia pública. Y ayer hizo alarde de sinceridad, aunque solo en parte, pues hizo públicas los resultados de un supuesto estudio sociológico (que enmascara una encuesta de intención de voto electoral, según la oposición), en la que Jácome sale mal parado pues la ciudadanía lo suspende con 4,1; ratifica que buena parte de los votos que tuvo DO en 2019 eran prestados por gente descontenta con el PP, e incluso le otorgan un concejal menos a Jácome, –su partido bajaría de 7 a 6 concejales–,si el pasado mes de abril, cuando se hizo la encuesta hubiera elecciones.

Jesús Vázquez desaparece

La intención del Concello (en este caso de su alcalde) cuando encargó este estudio a la a empresa Celeste-Tel, de Madrid especializada en materia demoscopica y electoral era conocer las prioridades de los ourensanos y ourensanas tras la difícil etapa COVID, intención de voto, necesidades etc´tera .

Pero lo que causó las aceradas críticas de la oposicio´n fue el apartado en el que se da una lisya cerrada con los nombres de los líderes más votados del Concello, en este caso los que fueron candidatos a la Alcaldía en 2019, y en lugar de incluir al que fue candidato real del PP, Jesús Vázquez, aparece Jorge Pumar (próximo a la de y no a la de Núñez Feijóo de Jesús Vázquez ). De hecho Jorge Pumar es el único aprobado con un 5,1 por la mayoría de los anónimos ciudadanos.

El resto suspende, como el propio alcalde con un, 4,1; el portavoz y candidato del PSOE Rafael Villarino con un 4,5 (unas décimas más que el propio regidor), Luis Seara candidato del BNG a la alcaldía “suspende” con un 3,8 y José Araújo candidato de Ciudadanos “suspenso” también con un 3,7.

La encuesta, que incluye aparados como la valoración de proyectos municipales, incluye también apartados sobre los medios de comunicación, cuando la prensa es otra de las destinatarias de las críticas del regidor. Fue dirigida esta encuesta por el sociólogo José Ramón Lorente Ferrer, el estudio es de ámbito municipal, y se realizó después de solo 600 entrevistas telefónicas asistidas por ordenador entre el 15 y el 23 de abril de 2021. La metodología fue una selección aleatoria proporcional, con cuotas cerradas de edad y de género.

Con todo esto el BNG ha califica de "escandaloso” que el gobierno de DO, pague con dinero del Concello una encuesta claramente electoral que enmascaran como si fuera un estudio sociológico que consideran “está al servicio de José Manuel Baltar”.

Añaden que “si Jácome quiere hacer encuestas a dos años vista, que los pague él o su partido, pero que no corran a cargo del presupuesto asignado a Servicios Generales”

“Pumar es la mano de Baltar”

Por otro lado desde el PSOE, defienden que las encuestas son necesarias, “siempre y cuando sirvan para conocer las necesidades reales de la ciudadanía en el ámbito de la exclusión y de la emergencia social”; pero “no para que el alcalde obtenga información electoral sobre su ambiguo futuro político ni para que el PP valore opciones en cuanto a su liderazgo en la ciudad”.

Sin embargo en este caso ven una “sospechosa permuta” del candidato del PP a la alcaldía, Jesús Vázquez, por el concejal Jorge Pumar, un movimiento que relacionan con la “mano en la sombra” del presidente de la Diputación Provincial, Manuel Baltar. No podemos permitir que el alcalde, junto con el PP, confunda deliberadamente los ciudadanos, difuminando las fronteras entre lo interese público y el privado. Se quieren hacer una encuesta electoral, que la hagan con el dinero de sus partidos, no con el del Ayuntamiento de Ourense” manifiestan los socialistas ourensanos. Asimismo, reivindican que el desempeño institucional debe ser independiente de la agenda de los partidos, y los sondeos sobre intención de voto de los ciudadanos no debe pagarlos un Concello.

Compartir el artículo

stats