Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La resistencia tricolor en Ourense: “Colombia lleva sometida y oprimida mucho tiempo”

La reforma tributaria, que echó atrás el gobierno colombiano tras las protestas, es la punta del iceberg del estallido social | Los emigrantes, preocupados por sus familiares

Paula Andrea Toro, Jainer Barros y Claudia Castillo, con la bandera de Colombia, en Ourense. |   // IÑAKI OSORIO

Paula Andrea Toro, Jainer Barros y Claudia Castillo, con la bandera de Colombia, en Ourense. | // IÑAKI OSORIO

“Sentimos miedo cuando cae la noche. Miedo a la violencia, a la barbarie y al dolor. Tenemos miedo de escuchar lo que ha pasado la noche anterior. Este país es descorazonador”, escribía Fernando Posada, un politólogo de la Universidad de Los Andes en Bogotá, sobre los últimos incidentes en la capital colombiana.

El gobierno del país pretendía implantar una reforma tributaria para captar más recursos económicos, a costa de lo millones de colombianos que viven al día. Desde que empezaron las protestas se registraron 934 capturas, 37 fallecidos, 98 ataques y 11 agresiones sexuales, según los medios colombianos. La Policía certifica que hubo 1 agente muerto y 601 lesionados. Pero fuera de los datos la imagen que exporta el país, es el de una sociedad cansada del sometimiento del gobierno.

"Colombia lleva mucho tiempo necesitando un cambio, pero un cambio de verdad"

decoration

Tres colombianos, afincados en Ourense, explican lo que significa ver las imágenes que llegan, cómo vive la gente y el sufrimiento que pasan por culpa de los últimos gobiernos. Claudia Castillo, Paula Andrea Toro y Jainer Barros muestran la preocupación de los colombianos en Ourense. “Ya lo dijimos el pasado viernes, vivimos en una situación de angustia por lo que está pasando, de incertidumbre y también de temor”, dice Jainer.

El estallido social que está emergiendo en Colombia tumbó la reforma tributaria que pretendía llevar a cabo el gobierno. Para Paula Andrea Toro, “la reforma tributaria es la punta del iceberg, Colombia lleva mucho tiempo necesitando un cambio, pero un cambio de verdad. Porque todos los gobiernos que entran en el poder, van a por los millones de colombianos que no tienen liquidez y viven el día a día tras el método del rebusque (sobrevivir cómo se pueda, vendiendo cosas, cogiendo fruta de los árboles, pidiendo comida)”.

Los datos no son alentadores y es que la involución de Colombia en los últimos años lleva a que el 40% de la sociedad viva en pobreza, de la cual el 15% de ella vive en extrema pobreza. Claudia Castillo defiende que “Colombia lleva años viviendo una opresión constante. Se está viendo que hay zonas del país que están en retroceso y otras zonas del país estancadas, pero lo que es el avance es mínimo”.

Manifestantes con pancartas ayer en la Plaza Mayor de Ourense. // FERNANDO CASANOVA

Las imágenes de los militares en las calles que exportan las redes sociales o los medios de comunicación llegan a Ourense casi de forma instantánea. Jainer señala que “todo eso puede desencadenar, no lo digo yo, sino que lo dicen los medios de comunicación y las tertulias, en un intento de guerra civil. También es cierto que todo el país no se está manifestando como se dice, en algunas ciudades o barrios de Bogotá no hay esas manifestaciones”.

Los tres colombianos concuerdan que “el país necesita un cambio y eso solamente se pueda dar en las urnas, pero no se trata de defender ideas políticas, sino de defender un cambio real para todos los colombianos. Colombia necesita un cambio, porque lleva sometido a la opresión política y en su momento del narcotráfico”.

Paula dice que “estamos muy tristes por ver cómo está Colombia, pasando lo que está pasando. Nosotros pensamos en nuestras familias. Por ejemplo, yo tengo a mi hijo y mi nieto y me dicen que la comida ahora vale el doble. El gobierno se está aprovechando de todo, por mucho que queramos cambiar, todo cambia para peor siempre”.

"Están empujando, golpeando y disparando contra la gente"

decoration

Claudia Castillo incide que “no es solamente que se esté manifestando la gente, es que están arrasando con todo el mundo. Conozco a gente que estuvieron en la primera línea de las manifestaciones que fueron golpeados sin compasión, van empujando, disparando o con gases lacrimógenos”.

La resistencia tricolor en Ourense mandó ánimos, fuerza y sufre por un país que se erosiona cada año que pasa. El viernes tienen otra concentración: “No podemos parar de mandar fuerzas a nuestras familias y a todos los colombianos”.

Compartir el artículo

stats