Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TERMALISMO

“Emerxencia Termal” en Ourense

La Ley de aprovechamiento termal de la Xunta “finiquita” el termalismo según el alcalde y la oposición, mientras que el PP afirma que “solo se cerrarán dos vasos en Outariz”

Luís Seara, Ruth Reza (BNG), Laureano Bermejo y Pepe Araújo (C´s) apoyando a la cultura. | // F. C.

La sesión plenaria aprobó ayer a instar al gobierno gallego a que estudie de nuevo el marco normativo para evitar el cierre de las temas, mientras el PP de Ourense advierte que no supondrán consecuencias fatídicas como anunciaba el regidor ourensano hace una semana. El termalismo, en cuidados paliativos desde hace lustros, está a punto de perecer tal y como se conoce. Jácome quieren que sean de pago y la ley de aprovechamiento termal puede reducirlo drásticamente.

Javier Rey (PSdeG) puso las cartas encima de la mesa. En el centro, la ley de aprovechamiento termal 8/2019 del 23 de diciembre. A un lado la postura del regidor ourensano que dice que “se finiquita” el modelo termal de Ourense, que pretende redimensionar. Al otro lado, el grupo municipal del PP, tras decir que “el alcalde alarma a la sociedad” tras sentenciar que el gobierno gallego perjudica al termalismo ourensano. Y jugaron a ‘¿Quién tiene razón?’.

El socialista expuso los antecedentes de hecho aludiendo a que el PP de Galicia fue el único partido de los que estaban representados en O Hórreo en aquel momento que aprobó dicha regulación: “Con esta ley estamos ante una involución o eso parece. Lo sorprendente es que nos inventamos un problema con una ley de la que se desprenden una serie de consecuencias que, repito, crean un problema inexistente”.

El diagnóstico del socialista es que el termalismo está en la UCI, pero lo cierto es que lleva en cuidados paliativos desde hace lustros. Siempre con parches y sin proyectos integrales que impulsen y desarrollen un recurso que define e identifica a Ourense.

Armando Ojea y Pérez Jácome, durante la sesión plenaria. //FERNANDO CASANOVA

La postura del gobierno

Jácome no fue incisivo como en otras ocasiones y tampoco interrumpió el desarrollo de un pleno que fue uno de los mas cortos de este mandato. El regidor ourensano señaló que “la Xunta de Galicia sacó una nueva ley, nos dio el protocolo y el reloj empezó a contar hace tres semanas. Nos tenemos que adaptar a ese protocolo, pero las termas dejarán de funcionar como se conocían. Es inviable. No es culpa nuestra, tenemos que adaptarnos a lo que diga la Xunta de Galicia”.

Hace varias semanas señaló que el gobierno gallego “finiquitaba” el modelo termal ourensano con una ley que obligaba indirectamente a cerrar el 80% de los vasos de las termas públicas.

Desde el PP

Flora Moure (PP) expuso en su primera intervención diferentes puntos del diario de sesiones de la aprobación de la ley de aprovechamiento termal en el Parlamento Gallego. Pepe Araújo le “mandó” reubicarse en el debate de la moción y en el segundo turno de palabra le replicó que “a usted los datos no le interesan, ya lo sabemos”. Y añadió que “con la nueva ley la Chavasqueira se va abrir completa, no tiene porque cerrarse ningún vaso. Y en Outariz, se cerrará solamente un vaso en cada una de las instalaciones (la parte pública y la parte concesionada, de pago)”. Y, ¿el Muíño da Veiga. La previsión es que las termas públicas del Muíño da Veiga no puedan abrirse durante todo este año y el horizonte de 2022 ya es difuso.

La adaptación a la ley llevará tiempo, según señaló el gobierno municipal, que ya adelantó que serán de pago “por el mantenimiento que van a tener y por la adaptación a la ley de la Xunta”. Desde el PP, señalaban que en verano podrían estar abiertas las de A Chavasqueira y Outariz. Al final, el juego de ‘¿Quién dice la verdad?’ se suspendió hasta verano. La moción fue aprobada. La trascendia de la misma, se verá en los próximos meses, ya que no es vinculante.

Durante la sesión se hizo referencia al movimiento “Emerxencia Cultural en Ourense” para apoyar al sector tras el “desmantelamiento y la descapitalización” hecha por Pérez Jácome. Aunque el lema también sería extrapolable a “Emerxencia Social”, “Emerxencia Política” o “Emerxencia Termal”. Esta ciudad es así. Una ciudad en emergencia.

La socialista Natalia Benéitez con la camiseta "Emerxencia Cultural en Ourense". //FERNANDO CASANOVA

Compartir el artículo

stats