Una de las condiciones esenciales para fijar población es dotarla de servicios fundamentales para su día a día. Con la pandemia se aceleraron las interacciones a través de medios telemáticos y la necesidad de tener una vía de comunicación rápida y eficiente. Ante esta tesitura, el regidor ourensano anunció la puesta en marcha de un servicio vía radio para la explotación de un tercero con la intención de ofrecer a todos los vecinos de 17 parroquias el servicio de internet mediante una línea de alta velocidad con al menos, 31 Mb/s.

Jácome señala que “queremos meter a todo Ourense en el siglo XXI, y cuando digo a todo Ourense, también me refiero a núcleos rurales. Muchas de estas zonas carecen o no tienen internet a alta velocidad, así que queremos hacer que todas esas personas puedan tener una Administración electrónica, un acceso a la educación online, un entretenimiento, online, un comercio electrónico y la opción de un teletrabajo”. Para ello, una vez redactado el proyecto se ejecutará el desarrollo de una infraestructura lo que supondrá un coste inferior a los 100.000 euros según explican fuentes municipales. Paralelamente, se licitará el mantenimiento y la explotación del servicio que tendrá un coste anual para el Concello de 0 euros, según señalan las mismas fuentes. El gobierno municipal pretende así “romper la brecha digital” existente entre la ciudad y el núcleo rural, y dotar de un servicio básico para diferentes ámbitos de las personas y de la relación con las Administraciones públicas.