Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Las termas son nuestra fuente de salud; exigimos que las abran ya”

Nace la plataforma ciudadana Amigos das Termas para pedir a las administraciones que agilicen las obras |

Un grupo de los socios (más de 300 ya) de la nueva plataforma ciudadana Amigos das Termas, en las Termas do Muíño. |   // IÑAKI OSORIO

Un grupo de los socios (más de 300 ya) de la nueva plataforma ciudadana Amigos das Termas, en las Termas do Muíño. | // IÑAKI OSORIO

Desde el 14 de marzo, y como uno de los daños colaterales que ha dejado de la pandemia sanitaria, las termas públicas de Ourense están cerradas y la ciudad se quedó sin un oferta atractiva tanto para el turismo como para cientos de vecinos, que habían convertido su diaria terapia termal no en una forma de ocio, sino en la vía para mejorar su salud, dadas las propiedades terapéuticas de sus aguas para múltiples dolencias.

La nueva normativa sanitaria de la Xunta, aprobada hace más de un año pero que ahora entra en vigor, ha sido un varapalo y podría suponer, según advirtió el alcalde, la reducción del 80% de las pozas de uso público y el cierre a largo plazo de las Termas do Muíño, por carecer de declaración de uso termal. La movilización de los aficionados al termalismo ha dado lugar al nacimiento la plataforma ciudadana Amigos das Termas.

Más de 300 socios

“Somos ya más de 300 socios y la indignación es general. Nuestro objetivo como plataforma ciudadana”, explica su portavoz, Enrique Camoeiras, es exigir que agilicen las obras necesarias para adaptar las termas a la normativa, dado que no solo atraen al turismo, sino que para nosotros son una fuente de salud”.

Un grupo de socios se acercó este fin de semana a las pozas para dar a conocer a esta plataforma y para mostrar su indignación, pues “no es normal que todos los grupos políticos dejaran aprobar hace poco más de un año esa normativa de la Xunta tan restrictiva con el modelo termal de Ourense, pues afecta a nuestras pozas y sin hacer nada”, explican.

Esta nueva ley, que obliga, según explicó el alcalde, a renovar las aguas cada cuatro horas, no garantiza caudal suficiente para renovar el de las 12 pozas actuales, según indicó Jácome, sino solo de dos o tres, pero “ese pretexto no nos vale, como usuarios llevamos más de diez años de forma altruista preocupándonos por la pozas y todos los ediles nos decían que el agua era analizada y la limpieza, diaria. De hecho, en Termas do Muíño compruebas cómo el agua está naciendo constantemente, es decir que la renovación se produce las 24 horas; ¿están, entonces, tomándonos el pelo a los ourensanos?”, se preguntan.

Añade la plataforma Amigos das Termas que “no solo pedimos sino que exigimos que hagan todo lo posible para ponerlas a punto y reabrirlas, porque son un servicio público y se paga con nuestros impuestos”.

Pero en el caso de estas Termas do Muíño ley de usos lúdicos de las aguas termales de Galicia al señalar que “para otorgamiento del título habilitante para el aprovechamiento lúdico, se distinguen dos procedimientos íntimamente vinculados, siendo el primero, el de declaración de aguas termales, presupuesto del segundo, el de estricto otorgamiento del título de aprovechamiento”.

Responsabilidad municipal

El segundo procedimiento está dirigido “a ordenar los trámites precisos para otorgar, mediante el preceptivo título autorizatorio o concesional, el correspondiente aprovechamiento lúdico de las aguas termales. A este respecto, son las personas propietarias de los terrenos donde emerjan las aguas, o las terceras personas que acrediten la disponibilidad de los terrenos, las personas legitimadas para solicitar el preceptivo título de aprovechamiento.”.

En este caso está claro que tendría que haber sido el Concello el que en los últimos mandatos tendría que haber solicitado esta declaración.

Por lo que respecta a la alarma generada por el alcalde tras la reunión con técnicos de la Xunta de hace dos semanas, sobre la imposibilidad de renovar el agua de las pozas cada cuatro horas y para garantizar su apertura, el delegado de la Xunta, Gabriel Alén, desmintió en declaraciones a Cope Ourense al regidor, y señaló que era falso que el 80% de las pozas fueran a cerrar.

De hecho, señaló que la propuesta que llevaban los técnicos del termalismo era muy similar a la que llevaba la Xunta y no habían detectado problemas de caudal para garantizar el abastecimiento y renovación constante como garantías de higiene de las pozas.

"Este es el oro de Ourense"

La reivindicación de mejora, protección y pronta apertura de las termas se refiere a todas las de uso público de la ciudad. “Todas sus aguas tienen alguna propiedad curativa demostrada. El termalismo podría ser oro y, en una ciudad sin industria como esta, permitiría crear cientos de empleos; sin embargo, la dejan morir”, lamenta Camoeiras en nombre de la plataforma. Recuerda Camoeiras que “son cinco millones de litros de agua al día, según los datos que han dado estos años, ¿cómo no van a ser suficientes para renovar el agua de las pozas y garantizar la salubridad?”. Uno de los temas que más les ha preocupado, es el de Termas do Muíño, que llevan más de 12 años funcionando desde su inauguración sin declaración de agua para usos mineromedicinales y lúdicos. Esto, según la Xunta, impide llenarlas con agua termal ni de la traída pues al ser simples “aguas de baño”, solo se puede utilizar agua del río. Así que permanece cerrada hasta que se solucionen tanto las carencias técnicas como legales. El alcalde baraja que unos dos años. “Las do Muíño son termas preferidas para muchos por su entorno natural y ahora les han puesto un cierre de modo que en ese tramo no podemos ni sentarnos en el muro a tomar el sol ni bañarnos en esa zona del río”, indica Enrique Camoeiras. En esa situación, “no descartamos, como movimiento ciudadano, presentar algún tipo de denuncia y responsabilidades, pues en tantos años han pasado equipos de todos los partidos y no se han ocupado de tener en condiciones este servicio público”, indican.

Compartir el artículo

stats