Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El conejo enano, rey de las mascotas

Destaca entre los animales exóticos preferidos por los ourensanos por ser sociable y muy limpio

Ejemplar del conejo enano.

Ejemplar del conejo enano.

Los gustos en cuanto a mascotas están cambiando. Y si antes perros y gatos ocupaban los primeros puestos, ahora rivalizan con otros, entre ellos el conejo enano. Este mamífero está conquistando tanto a niños como a adultos, ya que “exige menos dedicación y son limpios”, apunta Marta Fernández Llano, veterinaria de especies exóticas en el hospital Anicura Abros, en Pereiro de Aguiar. Asegura que la inclinación por estos animales va en aumento y entre ellos “el conejo es el rey”.

María Fernández, con un conejo enano.

María Fernández, con un conejo enano. FdV

Cada vez más personas, de todas las edades, buscan la compañía de un animal con el que establecer un vínculo muy estrecho, y que en muchos casos son una fuente de bienestar y apoyo emocional. Hasta hace poco los perros y los gastos acaparaban la elección, pero cada vez hay más personas que tienen preferencia por animales exóticos.

Así, destaca Fernández que a su consulta llegan clientes con hurones, reptiles, lagartos, tortugas, dragones barbudos, y muchos conejos pero no la variedad de carne sino una raza más pequeña, de orejas caídas, de entre un kilo y medio de peso. “Si me preguntan qué mascota recomendaría para un niño, sería este conejo, porque no hay que sacarlos de paseo, no requieren un tiempo concreto más que el que quieras dedicarle para disfrutar de él, y no son difíciles de tener.” Asegura que “son muy limpios” y al igual que el gato tiene su arenero, ellos “tienen su sitio, un esquinero, para hacer sus necesidades, y no suelen ir por toda la casa”.

Aves exóticas. FdV

Sobre este ejemplar apunta que nota que en los propietarios primerizos “es como que lo descubren, se sorprenden de lo sociables, inteligentes, o caprichosos que son a veces, y son dueños muy implicados. Hay poca gente que se deshaga del conejo porque no era lo que esperaban”.

En cambio, está constatando que los hurones están desapareciendo como animal de compañía, y llegan cobayas, chinchillas, o reptiles, sobre todo lagartos, así como tortugas de agua y tierra, el dragón barbudo, camaleones, y otros. Señala que “muchos de los problemas que vemos en la clínica son reflejo de condiciones de mantenimiento inadecuadas”, ya que son especies que necesitan un hábitat concreto y “sufren mucho nuestras meteduras de pata”.

Compartir el artículo

stats