Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“En Beade llevamos 80 años de dictadura; me da vergüenza decir “vivo en calle del Caudillo”

Benito Cibeira, edil socialista en ese concello, apoya la moción del PSOE que pedirá a Baltar denegar subvenciones a colectivos o concellos con simbologías fascistas

Benito Cibeira (izqda) con Rafa Villarino  en Beade. |   // Fdv

Benito Cibeira (izqda) con Rafa Villarino en Beade. | // Fdv

En España la dictadura duró 40 años y en Beade ya llevamos 80 años de dictadura. Este personaje ha hecho mucho daño y no cumple la ley, que dice que hay que retirar esta simbología franquista . Yo vivo en la calle Caudillo y cuando me preguntan como me da vergüenza, contestar contesto que vivo en la carretera de Beade Beariz. El alcalde tiene que cumplir la ley y retirar toda la simbología franquista en un concello donde aparecieron muertos represaliados de aquella época”, señalaba ayer Carlos Cibeira señalaba ayer Benito Cibeira.

Este histórico concejal socialista de Beade, se refiere al alcalde del PP que dirige desde hace décadas, ese municipio, Senén Pousa, conocido como simpatizante franquista y que llegó a celebrar hasta 25 misas funerales en memoria de Franco durante la democracia.

El testimonio de Cibeira es uno de los que recoge en vídeo el PSOE, como aval para defender la moción que va a presentar al próximo pleno de la Diputación de Ourense, en la que pedirá a su presidente Manuel Baltar “que deniegue subvenciones, a los ayuntamientos, asociaciones o entidades que mantienen simbología franquista o fascista, incumpliendo el dispuesto en la normativa en materia de memoria histórica y democrática”.

Retirada inmediata

Igualmente exigen en esa moción el apoyo del pleno para que se exija “a todas las entidades locales, la inmediata retirada de esta simbología” y solicita el reconocimiento de los vecinos y vecinas “ víctimas del golpe de estado, la guerra civil, la dictadura o de la nazismo”.

El portavoz provincial del PSOE, Rafa Villarino, desplazado ayer a Beade con otros cargos del partido explicó que “pediremos al gobierno de Baltar que aplique la normativa vigente y no conceda subvenciones aquellos lugares que siguen incumpliendo la legalidad”, porque “la Diputación no puede seguir mirando hacia otro lado, como también hace la Xunta”. Desde la calle del Caudillo, de Beade (Ourense), el diputado reclamó “restaurar la dignidad de nuestro pueblo” aprobando una iniciativa que pretende “reparar el honor de las víctimas”.

Medio centenar de símbolos antidemocráticos

La iniciativa que se debatirá en el próximo pleno detalla que, casi medio siglo después de la muerte del dictador, Francisco Franco, “aun existen cientos de calles, placas, privilegios y distinciones de carácter franquista y falangista”. Entre las dificultades para cumplir la ley, el portavoz socialista destacó “lo complicado” que resulta “alcanzar un lista do pormenorizada puesto que las administraciones no hicieron un inventario con la relación de los restos. Algunos investigadores cifran en medio centenar los restos antidemocráticos en Ourense pero creemos que puede haber muchos más”.

Compartir el artículo

stats