Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tren laboratorio “Séneca” testa el tramo Pedralba-Ourense del AVE a 300 km/hora

EPartió ayer de Zamora para auscultar la calidad de la infraestructura hasta Taboadela

El "Séneca" ayer en su recorrido de Pedralba a Taboadela.   // FdV

El "Séneca" ayer en su recorrido de Pedralba a Taboadela. // FdV

El tren Séneca, fue bautizado con el nombre de un filósofo, pero es en realidad un científico de alto nivel. Este tren laboratorio de Adif, –el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias de Renfe– realizó ayer, y a velocidades en algún momento de más de 300 kilómetros por hora, su primer viaje de auscultación técnica del tramo Pedralba de la Pradería-Ourense, y último de la línea gallega, para verificar los principales parámetros de calidad de las infraestructuras de esa vía, antes de la puesta en marcha del AVE a finales de año, y en especial las catenarias de suministro eléctrico, pues la Alta Velocidad se alimentará de los 25.000 voltios de corrientes alterna de las mismas.

El “Séneca”, tan sabio como veloz, realizó las prueba de calidad de infraestructuras y catenaria de estos 103 kilómetros que separan Pedralba de la Pradería, en Zamora, hasta al concello ourensano de Taboadela, a velocidades de más de 300 kilómetros/hora, en consecutivos viajes de ida y vuelta durante toda la jornada. Es capaz de alcanzar hasta los 365 kilómetros por hora.

El más listo de la clase

Fuentes de Adif señalaban ayer que “no es posible decir en qué punto se encuentra dada la velocidad y los continuos viajes de verificación que realiza entre Pedralba y Taboadela, la para hacer su trabajo de auscultación·, indicaron

El “Séneca” es además el “avanzado” de su clase. Hace unos días fue el tren laboratorio BT de Adif el que realizó esas primeras pruebas de este tramo ferroviario y la y pruebas dinámicas del trazado de Pedralba de la Pradería y Ourense y ayer le llegó el turno al “Séneca” que repitió las pruebas realizadas por su predecesor sumó esas altas velocidades alcanzadas ayer, para comprobar la calidad de catenaria del mencionado tramo” . No fueron pocos los curiosos y amantes del ferrocarril que se apostaron en algún punto de la línea para grabar imágenes de su trabajo y ver a un tren “volar” por momentos a más de e 300 kilómetros por hora.

La llamada “auscultación ferroviaria” que realizan estos trenes laboratorio , permite analizar los principales parámetros de la vía y es un procedimiento por el que se analizan los principales parámetros de la vía con para ver y si fuera necesario incrementar a posteriori e, la fiabilidad y seguridad de esas infraestructuras.

En el laboratorio de “Séneca” no falta de nada. Desde hardware y software necesarios para realizar la diagnosis de la calidad de la infraestructura en su cabeza motriz con cabina, tres coches intermedios y una cabeza con cabina de conducción pero sin motorización.

Fue Adif el que le otorgó a este tren inteligente a bordo del cual viajan claro está técnicos cualificados, el nombre de tren laboratorio Séneca a finales del año 2007, pero afirman que hasta entonces los técnicos y trabajadores del sector ferroviario se referían a este Talgo 330 que ayer llegó hasta Taboadela, ya en territorio ourensano, como el tren ‘Heineken’, dado que en su versión original era íntegramente de color verde, y que es ahora verde y blanco, colores corporativos de Adif.

Un paso peatonal cerrado

Los trabajos de control de vías e infraestructuras de la línea LAV seguirán de forma imparable en la próximas semanas “y se hará también de forma progresiva el control del tramo de Taboadela a la estación de Ourense”, indicaron ayer fuentes de Adif. Durante todo el día a causa de estas pruebas, estuvo cerrado el paso peatonal sobre las vías que une las calle Serra de Martiñá y Pena Trevinca en la estación de San Francisco. Las mismas fuentes señalan que se hizo por motivo de seguridad pues esta estación se encuentra en el tramo Taboadela-Ourense, una vía férrea ya existente, no de nueva creación como la plataforma anterior, y que se adaptó para permitir el paso del AVE. Antes este tramo no estaba electrificado “y es de suponer que las pruebas son para ver si presencia ahora de la catenaria en tensión crea algún efecto en el entorno” señalan en especial a los viandantes. Solo estuvo cortado ese paso desde primera hora de la mañana hasta as 20 horas de ayer. Según las mismas fuentes de ADIF los procesos de pruebas seguirán de forma imparable en las próximas semanas pues, como ya avanzó el Ministerio e Transportes en la última reunión con Feijóo el AVE funcionará antes de finales de año.

Vigilando la señalización

Los equipos tanto informáticos como de personal técnicos que viajan a bordo de estros trenes laboratorio, abordarán en breve el control de otros apartados también delicados, como son el funcionamiento de sistemas de control de tráfico, más complejo pues deben garantizar el perfecto funcionamiento de funcionamiento, desvíos etcétera.

Compartir el artículo

stats