Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trece colectivos culturales dicen “no” a la privatización del Auditorio

Tachan de “imprudente” la idea a Jácome de externalizar un servicio público y “otra muestra de su errática gestión cultural”

Gonzalo P. Jácome. | // I.OSORIO

El alcalde de Ourense ha conseguido concitar el interés de actores, actrices y asociaciones de las artes escénicas y de la cultura gallega en general, pero en su contra. Trece colectivos de peso, desde la Asociación de Actores e Actrices de Galicia; Escena Galega (Asociación Galega de Empresas de Artes Escénicas); Músicas ao Vivo; Asociación Galega de Profesionais da Xestión Cultural Asociación Compañías de Danza Emprendo Danza, así como asociaciones de dramaturgia, de técnicos del espectáculo, de arte de las marionetas y hasta del circo en Galicia, han alzado la voz para dar a través de un comunicado conjunto un no” a la idea de Gonzalo Pérez Jácome de externalizar y dejar en manos de una firma privada la gestión cultural del Auditorio Municipal de Ourense.

Los trece colectivos firmantes consideran que es “un imprudente”, por privatizar un servicio cultural público “y una muestra más de su errática gestión cultural, que parece afanarse en obviar los derechos tanto de la ciudadanía como del tejido productivo cultural de la tercera ciudad gallega”.

Esta idea de privatizar el Auditorio Municipal de Ourense vendría a unirse “a otras lesivas decisiones políticas tomadas desde el Concello de Ourense en los últimos años, como la retirada de apoyo a festivales de larga tradición o el cierre continuado en este 2021 del propio Auditorio, denunciado ya por el propio sector”.

Con esta decisión, “el Gobierno local encabezado por Pérez Jácome pretende desprenderse de las responsabilidades de todo consistorio, a la hora de promover la cultura, de apoyar la cultura de base, de fomentar una programación diversa, garantizar el acceso a los vecinos a diferentes expresiones artísticas o dinamizar el tejido productivo del sector” aseguran y el Concello de Ourense sería la única ciudad gallega sin un edificio cultural propio.

Además, las entidades sectoriales que firman este comunicado ven “con estupor las justificaciones del alcalde, que basa su decisión en el ahorro, y eso es algo impropio para alguien que ostenta su cargo, obviar la rentabilidad social de la actividad cultural, el solapamiento de la cultura como bien público bajo el término “show bussiness” de desprestigio del equipo de programación del Auditorio Muncipal señalan.

Compartir el artículo

stats