Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 26% de la población ourensana ya recibió al menos una dosis de la vacuna

Hoy arranca la inmunización de pacientes con patologías de riesgo

Expourense reinició ayer la vacunación al grupo de 75 a 79 años. | // IÑAKI OSORIO

El ritmo de vacunación no decae en el área sanitaria de Ourense pese al nuevo revés que supone la suspensión de la distribución de la vacuna de Janssen por los casos de trombos. Precisamente estaba previsto incorporar la solución monodosis a la programación de hoy en vacunación domiciliaria, aunque el número de viales recibido es muy reducido. El impulso dado este mes a la inmunización ha elevado las cifras de la inmunización. Con datos del martes 13 son más de 110.000 las dosis administradas, 78.000 ourensanos (el 26% de la población provincial) con al menos la primera, y más de 33.000 con la pauta completa.

La decisión respecto a la farmacéutica Janssen no afecta al grueso de la campaña en Ourense que esta semana implica inyectar más de 12.000 dosis a través del operativo de vacunación masiva en Expourense y los hospitales de Verín y Valdeorras, a las que hay que añadir las que diariamente se administran en los centros de salud y hospitalarios entre las que se encuentran las segundas dosis a mayores de 80 años, profesionales esenciales o inmovilizados y grandes dependientes que reciben la vacuna en su domicilio. En este último grupo ya se han dispensado 1.500 vacunas.

La novedad de la jornada está en el colectivo de pacientes con patologías de riesgo, que empezará a recibir hoy la vacuna, en este caso la de Moderna. Desde el área sanitaria explicaron que este proceso comenzará con las personas en tratamiento activo de quimio o radioterapia, enfermedad metastásica, en diálisis, pacientes VIH, personas con inmunodeficiencias primarias, transplantados y mayores de 40 años con Síndrome de Down, tal y como acordó el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Operativo masivo

Asimismo, se reactivó el operativo masivo en Expourense y los hospitales de Verín y O Barco con la previsión de administrar, entre ayer y hoy, 7.050 vacunas de Pfizer al grupo de 75 a 79 años. El objetivo del área sanitaria es seguir con la inmunización de este grupo desde los 70, durante todo el mes de abril, y continuar con el de 60 a 69 con AstraZeneca. Este mismo fin de semana continuará activo el dispositivo con 5.050 convocados. El sábado, los sexagenarios, con 1.600 citados en Expourense, 250 en O Barco y 200 en Verín. Y el domingo septuagenarios: 2.400, 300 y 300, respectivamente.

Bajan los casos activos y se reduce la hospitalización

Entretanto, y tras cinco jornadas consecutivas sumando casos activos, el área sanitaria de Ourense frenó ayer la leve escalada que venía experimentado como consecuencia de las interacciones de la Semana Santa. La incidencia ha subido, pero transcurrido el período de ocho a diez días estimado para valorar el impacto epidemiológico de las pasadas vacaciones, la situación invita más a pensar en un repunte que en una cuarta ola.

Los datos actualizados ayer por el Sergas vuelven a reflejar un mayor número de altas que de nuevos contagios, invirtiendo la tendencia negativa de los últimos días. Son 186 las personas que actualmente están pasando el coronavirus en Ourense, uno menos que la jornada anterior, tras salir de la cuarentena 12 pacientes y registrarse 11 positivos nuevos confirmados por PCR.

La carga asistencial mejora con tres ingresos menos, aunque aumenta el número de pacientes en UCI, que arrancó la semana con dos y ayer subió a tres. En total son 18 los pacientes hospitalizados, tres en la unidad de críticos y 15 en cama convencional, 14 de ellos en la planta COVID del CHUO y uno en el hospital de Verín. Este es el mejor dato desde el 9 de abril, fecha en la que había 16 pacientes ingresados. Desde que finalizó la tercera ola y la evolución epidemiológica entró en meseta, la presión hospitalaria ha sufrido pequeñas oscilaciones entre los 16 y los 23 pacientes, con la UCI hasta ahora con uno o dos ingresos.

Nivel alto en 5 concellos

Tras la reunión del comité clínico ayer, Sanidade acordó mantener el nivel máximo de restricciones en Carballeda de Valdeorras y elevar a nivel alto a los concellos de Cortegada, Padrenda, O Barco y Rubiá, además de Monterrei, que ya está en esta situación. O Irixo pasa al nivel medio. Este nuevo mapa entra en vigor el viernes. Ese mismo día se realizará un cribado para 3.000 personas de 18 a 64 años en Rubiá y O Barco. Por primera vez, la inscripción será voluntaria, a través de la web coronavirus.gal.

Compartir el artículo

stats