Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS SANITARIA GLOBAL

Ourense, con un auge de la incidencia de un 40%, presenta la peor evolución de Galicia

Carballeda, con 11 activos, se despierta en restricciones máximas y su situación ya afecta a O Barco que registra 15 casos en los últimos 4 días | El área alcanza 15.000 contagios tras una semana con más de 100 positivos

Dos personas caminan por el entorno del castro de Santomé, en Ourense.   | // FERNANDO CASANOVA

Dos personas caminan por el entorno del castro de Santomé, en Ourense. | // FERNANDO CASANOVA

Los efectos de la Semana Santa ya se sienten en la provincia de Ourense. Después de una semana del fin del periodo vacacional, los índices epidemiológicos reflejan un aumento moderado de la incidencia y del número de casos positivos, pero comparados con el resto de áreas sanitarias de Galicia, la de Ourense, Verín y O Barco es la que peor evolución tiene.

Los datos de ayer vuelven a indicar un nuevo incremento, leve, pero un crecimiento al fin y al cabo. Las estadísticas reflejan que nuevos detectados son 13, menos que los días anteriores, pero más que las curaciones, lo que provoca un aumento de casos activos que llega a los 186, de los cuales 165 están en cuarentena domiciliaria y 21 hospitalizados. Durante los últimos días, el área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco aumentó su incidencia en más de un 40% y ahora la tasa a 14 días identifica 57 casos por 100.000 habitantes y a 7 días, 33 casos.

La provincia pasa de hacer una media de 300 PCR a realizar 700 pruebas

decoration

Lo que supone 20 puntos más que el lunes pasado a 14 días y 9 puntos más a siete días. Una evolución que indica que Ourense aumenta su situación epidemiológica por encima de la media gallega y se coloca en cabeza con un crecimiento de la positividad. En concreto, en los últimos siete días, el área pasó de detectar un 1% de positivos a un 3% en relación al número de pruebas diagnósticas hechas.

Con la vuelta a la rutina, las sospechas de padecer coronavirus han aumentado y así se deduce del incremento también de nuevas PCR hechas en la provincia, pasando la semana pasada de hacer una media de 300 al día a hacer más de 700 en el día de ayer.

Todavía así, con un incremento generalizado en todos los factores, la provincia registra una incidencia que entra dentro de los parámetros de aumento esperados, pero habrá que ver si ese incremento prosigue en los próximos días. La situación epidemiológica aumenta moderadamente, cabe destacarlo, pero la ciudad de Ourense es la tercera ciudad de Galicia que menor incidencia tiene. Más concretamente, registra 53 casos por 100.000 habitantes, por encima de Lugo (45) y Ferrol (43). Todavía así, las autoridades llaman a extremar las precauciones y las medidas ante un virus que sigue, no se fue.

La expansión en Valdeorras

El virus se transmite con rapidez y un ejemplo de ello es lo sucedido en la zona de Carballeda de Valdeorras donde pasaron de registrar 7 casos la semana pasada a tener ya 11en el día de ayer. Un municipio que tiene en O Barco su punto de referencia y que se ve afectado por la incidencia en el municipio.

La capital de la comarca de Valdeorras pasó de tener 5 casos activos el pasado jueves a registrar 20 en el día de ayer. Tan solo cuatro días y 15 casos activos más. Una situación que no pasará inadvertida en el comité clínico de hoy donde se analizarán y valorarán nuevas medidas. La provincia registró 15.000 contagiados, después de una semana donde se detectaron más de 100. Ayer, O Irixo y Monterrei siguieron con restricciones altas, mientras que Carballiño, Padrenda y Cortegada se conformaban con tener restricciones medias-altas.

Compartir el artículo

stats