Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marzo fue “extraordinariamente seco” en Ourense y en los últimos 34 días llovió 5

El nivel de los embalses solo cayó 5 puntos en un mes y la mayor bajada afectó al caudal de los ríos | La situación metereológica cambia y llegarán tormentas con chubascos

El buen tiempo ha ayudado a la hostelería a recuperar negocio en esta desescalada. // IÑAKI OSORIO

El buen tiempo ha ayudado a la hostelería a recuperar negocio en esta desescalada. // IÑAKI OSORIO

La situación meteorológica cambia y desde hoy –pero especialmente el viernes– pueden registrarse tormentas que dejen lluvias, como el jueves y viernes de esta última Semana Santa, con chubascos que rompieron la rutina de cielos despejados en esta transición entre el invierno y la primavera. El mes de marzo fue “extraordinariamente seco” en la provincia de Ourense y también en otros puntos de la comunidad como Pontevedra, según explican desde Meteogalicia.

La media de precipitaciones en marzo en Ourense se sitúa en un rango entre los 38 y 50 litros por metro cuadrado, según el estudio climatológico, que analiza un periodo de tres décadas. Pero el pasado mes, según los datos de la estación de Ourense de Meteogalicia, solo se acumularon 9,2 litros por metro cuadrado, con una distribución a lo largo de varias jornadas con escasa lluvia: 1,4 l/m2 el 1 de marzo; 0,8 el día 2; 0,6 el día siguiente; 0,4 l/m2 el 4; 0,8 el 11; 4 l/m2 el día 12 –el más lluvioso del pasado mes– y 1,2 l/m2 en la jornada siguiente, el 13.

En solo dos días de este abril, las tormentas dejaron chubascos de intensidad que permitieron acumular un total de 20,8 litros por metro cuadrado en lo que va de mes, según el registro de la estación de Ourense de Meteogalicia: 4,8 l/m2 el Jueves Santo y 16 el Viernes Santo. Desde el pasado 5 de marzo y hasta ayer, en un lapso de 34 días se registraron precipitaciones en 5.

“Si en abril se produce una situación de normalidad no se puede hablar de una situación de sequía, pero sí que marzo fue extraordinariamente seco. No es una particularidad de Ourense porque lo mismo pasó en el resto de Galicia. Por ejemplo, en Pontevedra la precipitación normal en marzo son más de 100 litros, pero cayeron 24. En cuanto a las temperaturas, también fue un mes que estuvo por encima de la media. Fue cálido y muy seco, un cambio significativo tras meses lluviosos”, explicaban ayer desde Meteogalicia. Los expertos de la agencia autonómica del clima también adelantan que, entre los chubascos que se esperan a partir del viernes sobre todo, más la previsión de inestabilidad para la próxima semana, “la tendencia es que, en principio, este abril sea un mes más normal en cuanto a las precipitaciones”.

El nivel de los embalses

Durante este último mes más seco, el nivel de los embalses en la provincia de Ourense ha caído cinco puntos, hasta el 78%, pero todavía permanece por encima del promedio histórico, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS). En el presente año hidrológico 2020-21, que comienza el 1 de octubre, la precipitación acumulada media en la provincia a día 4 de abril de 2021 era de 893,3 l/m2, un 10 % por encima de la media histórica, siendo esa referencia, entre los años 1980-81 y 2011-12, de 812,3 l/m2. A estas alturas, hace un año, la precipitación registrada era superior, de 1.014,0 l/m2, un 25 % por encima de la media histórica y un 14 % por encima de la de este 2020-21.

Los embalses de la provincia se encuentran al 78,37% de su capacidad máxima, un 1,15% menos que la semana anterior. Este volumen es un 5,26% menor que la cantidad de agua embalsada hace un año –entonces el aforo global era de un 83,63%–, así como un 3,9% mayor que el llenado promedio histórico en estas alturas del año (74,47%).

A fecha del pasado 1 de marzo, los embalses de Ourense estaban al 83,62% de su capacidad máxima, de manera que en este mes con escasas precipitaciones, el nivel de agua total acumulada en Ourense en las presas ha caído 5 puntos.

El nivel de los ríos

Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, también se ha registrado variación en cuanto a los niveles de los ríos. El caudal en las estaciones de la provincia se encuentra de media un 64,8% por debajo del promedio histórico, entre unos mínimos de -84,3 y -80,8 %, en el río Avia en Leiro y el río Caldo en Bubaces, respectivamente, y unos máximos de -44,6 y -49,2%, en el río Arnoia en el municipio homónimo y en el río Limia en Ponteliñares, respectivamente.

Antes de este último mes seco, a fecha 1 de marzo, el caudal en las estaciones de la provincia se situaba de media un 89,9% por encima del promedio histórico, abarcando entre unos mínimos de +39,9 y +66,7% en el río Limia, en Xinzo de Limia, y el Miño en Ourense, respectivamente, con unos máximos de +111,9 y +104% en el río Arnoia, en Pontefreixo, y en el río Limia en Ponteliñares, respectivamente.

Compartir el artículo

stats