Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda prevé devolver 56 millones a los ourensanos en una campaña de la renta marcada por los ERTE

La cuantía es un 3,4% inferior a la del año anterior, en parte debido al efecto de la prestación por desempleo de la pandemia

Sede de la Agencia Tributaria en Ourense. |   // IÑAKI OSORIO

Sede de la Agencia Tributaria en Ourense. | // IÑAKI OSORIO

La campaña de la renta 2020 arrancó ayer pero de momento solo para la presentación de declaraciones por internet. La opción telefónica se activará el 6 de mayo y será a partir del 2 de junio cuando los contribuyentes podrán entregar sus papeles de forma física en las oficinas. El plazo para realizar este trámite, en el formato que sea, se extiende hasta el 30 de junio.

Este año la campaña viene marcada por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, ERTE, de la pandemia y el nuevo Ingreso Mínimo Vital, por lo que los técnicos recomiendan a los afectados asesorarse bien antes de presentar la declaración. La propia Agencia Tributaria ha elaborado sendas guías en las que aclara dudas, enviará cartas informativas a los afectados y ofrecerá asistencia personalizada para la presentación.

El efecto de los ERTE se constata en las previsiones de Hacienda respecto a la actual campaña, que presenta un aumento del número de declaraciones a ingresar. En el caso de Ourense, está previsto que se presenten 147.112 declaraciones, un 0,5% menos que el año anterior. De estas, se estima que 88.145 tendrán derecho a devolución, lo que supone un 60% del total, pero un 6,1% menos que el año anterior. El importe de las devoluciones será de 56 millones de euros, frente a los 58 de 2019, que empezarán a abonarse este mismo viernes.

Por su parte, se prevé que 43.207 contribuyentes contarán con declaraciones a ingresar, un 4% más que en la campaña anterior. El importe en este caso es de 80 millones de euros y los primeros pagos no se realizarán hasta el final de la campaña. Con estas cifras, el resultado neto de la campaña 2020 es de 24 millones.

En el caso concreto de los trabajadores en ERTE, Hacienda recuerda que esta prestación es un rendimiento del trabajo sujeto al IRPF y no exento, y concreta que la problemática con la que se pueden encontrar los beneficiarios son dos: la posibilidad de resultar obligados a presentar declaración al contar con dos pagadores, su empleador y el propio SEPE, o haber recibido abonos del SEPE no procedentes.

Compartir el artículo

stats