Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “tutankamón” de los peliqueiros era un niño

La muestra “Os nosos entroidos” incorpora una máscara infantil de Laza de 1800

Máscara recuperada del Zamarrón de A Veiga

Máscara recuperada del Zamarrón de A Veiga

“Carauta de neno peliqueiro”, reza el cartel, y Francisco González, coordinador de la muestra “Os nosos entroidos” que se exhibe en la Sala Valente de Ourense y reúne más de 110 piezas, desde trajes y máscaras y personajes de 67 localidades del entroido ourensano, se inclina con mimo para cogerla, “porque es una joya", dice.

Esta máscara, que acaba de incorporase la pasada semana a la exposición, fue hallada en una casa de Alberguería, uno de los ejes del entroido de Laza, de gran valor etnográfico, y la “carauta de neno peliqueiro” es, por antigüedad estimada “del año 1800 como máximo principios del XX” advierte Francisco, la máscara totémica y el ancestro de una fiesta cuyo origen es secular.

“Su peculiaridad es se trata de la máscara de un niño, fue hallada en una casa de Alberguería, la donaron al Etnográfico de Ribadavia y este a su vez nos la cede para disfrutarla en esta exposición de Ourense” ,explica Francisco González.

“Puede ser de 1800 en adelante aunque tuvo en algún momento de su historia una desafortunada restauración, conserva en su mitra sus dibujos originales, dos pequeños caballos” explica el coordinador.

La otra incorporación centenaria es la careta (esta no incorpora la mitra superior) “Manolo Ferrador”, el abuelo del actual organizador del entroido de Laza, data de principios del siglo XX y tiene más de 100 años.

El “Zamarrón” sale del olvido

Pero la muestra tiene otras sorpresas, como una figura recuperada del olvido, el “zamarrón” de Corzos, A Veiga una máscara que tenía que estrenarse ese año en el entroido de ese concello ourensano, recuperada tras años de investigación, “pero que se ha hecho pública por primera vez en esta exposición. “De hecho el traje nos lo cedieron para que nos ropa la sorpresa cuando se estrene” · indica Francisco.

La bella máscara de un cigarrón de Espiño de Oímbra, que abre la muestra, también es de principios del siglo XX .

El zamarrón de A Veiga máscara recuperada. | // I. OSORIO

Francisco, que pertenece a un grupo de amigos del entroido que organizó esta muestra, afirma que en estas dos primeras semanas “ya asistieron más de 4.000 personas a esta muestra. Ha servido para que por primera vez muchos niños entren a un museo, lo que nos encanta desde el punto de vista didáctico. Tenemos además una niña y dos persona adultas que vienen cada día a descubrir nuevos aspectos algo emotivo” añade. Además si el COVID lo permite “todos estos personajes del entroido de 64 localidades de Ourense harán un pasacalles en octubre o noviembre si el COVID lo permite” anuncia.

“Carauta de neno peliqueiro”, incorporada a la exposición. | // I. OSORIO

Compartir el artículo

stats