Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pérez Jácome fecha la apertura de las áreas termales de la ciudad en “verano”

La pandemia cerró los grifos del termalismo público de la ciudad | La adaptación al protocolo de la Xunta, una piedra que se atasca desde el segundo trimestre de 2020

La piscina termal de As Burgas sin agua desde marzo. |   // I.O.

La piscina termal de As Burgas sin agua desde marzo. | // I.O.

“Estamos trabajando en la apertura inmediata de la piscina termal de As Burgas, y paulatinamente, a medida que se vaya viendo la actuación del protocolo se irán abriendo las del río Miño, son contar con la parte de la concesión (Outariz) que ya está abierta”.

Esas son las palabras, el pasado julio de la concejala de Termalismo Flora Moure (PP), cuatro meses después del inicio de la pandemia y dos meses antes del estallido de la crisis municipal. Y es que desde el 14 de marzo, las áreas termales de la ciudad permanecen cerradas para el baño (excepto la parte público-privada de Outariz) por una adaptación al protocolo sanitario para garantizar todas las medidas de seguridad y de protección y prevención contra el coronavirus.

El área de Termalismo lleva un año trabajando en un protocolo que no deja de postergar una apertura deseada por la sociedad y en una Semana Santa en la que podía ser un atractivo para favorecer el turismo de interior por parte de los ciudadanos de Galicia.

El regidor ourensano puso fecha en el calendario en el día de ayer y señaló que “el Concello trabaja en la adaptación de los espacios termales de la ciudad para su previsible apertura durante el verano”.

En el calendario queda marcada la fecha, ante un reto de la administración local porque no solo debe adaptarlo a los protocolos sanitarios por culpa del coronavirus, si no que según fuentes médicas, las pozas públicas llevan tiempo incumpliendo preceptos de normativas claras como la Ley 8/2019 que regula el aprovechamiento lúdico de las aguas termales de Galicia. Fuentes municipales señalan que están analizando las opciones de delimitar las zonas termales, para permitir el acceso a los usuarios, además de implantar medidas de seguridad y mantenimiento como pueden ser personal de vigilancia y un uso obligado de las taquillas, además de que se cumplan las medidas higiénicas necesarias para el buen funcionamiento de las áreas termales.

Flora Moure (PP). | // I.O.

El PP pide “medidas” para reactivar el termalismo

Flora Moure (PP) presentó ayer ante la piscina termal de As Burgas una moción para “solicitar en el pleno las medidas efectivas” para reactivar el termalismo en la ciudad. La edil popular dijo que “es una moción totalmente constructiva y pensaba en el bien de la ciudad, con el fin de iniciar un trabajo que suponga el comienzo de la recuperación turística y termal de Ourense. No hay tiempo que perder y debemos planificarnos para que el COVID no nos haga perder más tiempo”.

Compartir el artículo

stats