Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Veiga rescata una locomotora para su Museo del Wolframio

Esta máquina de vapor data de 1918 y será restaurada

Locomotora de vapor, ya a resguardo en las instalaciones.   | // FDV

Locomotora de vapor, ya a resguardo en las instalaciones. | // FDV

Lugar en el que permaneció abandonada durante décadas. | // FDV

El Concello de A Veiga trabaja en la puesta en marcha de un Museo de las minas de Wolframio en Vilanova de Trevinca, que ya cuenta con su pieza estrella, una locomotora de vapor del año 1918, que se cree es el único modelo que existe en España. Para el alcalde, Juan Anta, “simboliza un estilo de vida de una época concreta de nuestra historia”. La pieza será restaurada y a ella se sumarán otras relacionadas con esta actividad minera en un museo que se prevé abrir en 2022.

Esta locomotora tiene unos 102 años, y según explica Antonio Fernández “Cholo”, de la Asociación de Hostelería y Turismo, Trevihost, llegó a tierras de A Veiga en 1940, y desde el año 1956 que quedó inactiva la mina de Vilanova, esta máquina estuvo abandona, a la intemperie. Ahora está guardada en un local que será el futuro museo una vez que se amplíe la superficie y se dote de más material relacionado con esta minería, como carrilanas, y más. Señala que puede que sea la única máquina de este tipo que quede en España, y “queremos aprovechar el tirón de la importancia del wolframio en la segunda guerra mundial; es una pena perder esa parte de nuestra historia”.

Para el futuro museo también hace falta “hacernos con otras casas en ruina para ampliarlo”, para acoger una sala de conferencias, proyecciones, vídeos de como trabajan estas locomotoras, exposición de fotos antiguas, y otros materiales. En Galicia señala que sería el primero dedicado a este elemento. En Vilanova “hicimos los proyectos” y el Concello atendió la propuesta para hacer “no solo un referente histórico sino también turístico del wolframio”. Otra propuesta es organizar rutas para conocer las minas, de las que ya existen paneles con la historia, y crear otras por encima del valle glacial del Xares.

Por su parte, el alcalde señala que el concello asumió los gastos de esta iniciativa, apoyando una “muy buena idea”, y dice que la locomotora es la primera pieza de otras más que llegarán. A Veiga ya tiene el Museo del Lino, el Museo del Centro de Interpretación de Trevinca, y ahora quiere sumar el del wolframio. Aparte de un turismo natural, del Observatorio Astronómico, también apuesta por otras ofertas de calidad y turísticas.

Compartir el artículo

stats