Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS SANITARIA GLOBAL

La tercera ola aumenta la mortalidad un 4% en el primer trimestre del 2021 en Ourense

La peor semana, la del 11 de enero, con un 20% más de muertes que el pasado año | La estabilización se mantiene en la incidencia, en los casos activos y en los ingresos

La Residencia Nuestra Señora de Os Miragres fue una de las afectadas en la tercera ola. | // I.O.

Es época de estabilización en la provincia de Ourense donde la incidencia se mantiene por debajo de los 50 casos por 100.000 habitantes a 14 días y por debajo de los 30 a 7 días. Pero también porque los casos activos fluctúan entre pequeñas subidas y bajadas diarias, ayer fue el turno para el descenso con cuatro casos menos que deja 156 positivos activos y la mayor proporción de Galicia de pacientes ingresados por activos, con un 14%.

Actualmente, en el hospital ourensano hay 19 ingresados en planta y 2 personas en la unidad de críticos. Así mismo, en las residencias tampoco se produjo ningún rebrote y solamente quedan dos positivos en el centro de Santa Mariña de Xinzo.

La estabilización invita al análisis de las cifras y durante la ola más expansiva, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas, la mortalidad en la provincia aumentó un 4% más con respecto al mismo período del año pasado. En el primer trimestre del 2021, ya fallecieron un total de 1.007 personas, por las 925 que se produjeron el año pasado. Durante las primeras diez semanas del 2021 (hasta el 8 de marzo) hubo semanas con un aumento de la mortalidad de un 5%, un 9% y un 10%, siendo la peor la de del 11 de enero que se registró un aumento de un 20%, por los efectos de la tercera ola de la pandemia.

Una enfermera vacuna a una sanitaria en el CHUO. | // IÑAKI OSORIO

Reducción tras la vacunación

Con las medidas restrictivas impuestas por el gobierno gallego que prácticamente plantearon un confinamiento obligado y la programación de la vacunación de las distintas dosis, la mortalidad se reduce en las últimas semanas del mes febrero y del de marzo entorno a un 2,8% de variacion internanual. Cabe señalar que la pandemia llegó el 8 de marzo de 2020 a Ourense y desde entonces hubo dos meses especialmente trágicos en la provincia, con un abril en el que se alcanzaron las 94 muertes y un mes de octubre donde se registraron 88. Precisamente esos dos fueron los períodos en los que la primera y la segunda ola, respectivamente, tuvieron una mayor incidencia.

El 2020 elevó un 8% la mortalidad en la provincia y supuso el año con más muertes de los últimos 65. Solo la cifra de fallecidos el pasado año, que superaba los 5.000, se puede igualar a los años de la posguerra en España donde las cifras oscilaban entre los 5.500 hasta los 7.000. La vacunación frena los contagios y la inmunización rebaja los efectos en los grupos más vulnerables y eso influye directamente en el número de muertes, por eso el principal objetivo del gobierno gallego es vacunar a las personas mayores de 80, para reducir la mortalidad que tantas penas ha causado.

Una mujer camina por el arcén de una vía que marca los límites del concello de Beade. | // FERNANDO CASANOVA

Sin hostelería ni reuniones en Maside y Beade

Maside se acostumbra a la nueva normalidad que tiene el concello después de una semana con la hostelería cerrada, con el cierre perimetral del municipio y con las reuniones de personas no convivientes prohibidas por decreto autonómico.

Desde hoy a esta serie de medidas se une Beade, el segundo concello más pequeño de la provincia, que contabiliza 7 casos activos y que hoy harán un cribado a 150 personas para detectar personas asintomáticas. Además, Ribadavia(7), Carballiño (19) y Xinzo (14) dan un paso atrás y se unen a Vilardevós (5) y Coles (5) en las restricciones altas por los últimos datos que tienen. El resto de concellos de la provincia podrán moverse libremente, pero desde las autoridades sanitarias llaman a la responsabilidad en una Semana Santa que puede ser crític»a.

Compartir el artículo

stats