Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cielo de las 4.000 estrellas

A Veiga, un destino ‘Starlight’, prevé inaugurar en verano un centro astronómico dotado de tres telescopios, dos nocturnos y uno diurno

El cielo estrellado desde el exterior del centro astronómico de Trevinca, en A Veiga. // ÓSCAR BLANCO

Hay una canción de Muse, la banda británica de rock alternativo, que dice: “Far away / This ship is taking me far away / Far away from the memories / Of the people who care if I live or die”. La primera estrofa de este tema, Starlight, habla de un viaje en barco “que me lleva lejos de los recuerdos, de la gente a la que le importa si vivo o muero”. Desde que el ser humano irguió la vista de la tierra se sintió fascinado por el cielo. En pocos lugares de España se puede apreciar con el grado de nitidez y belleza que ofrece la montaña de Trevinca. La contemplación de las estrellas confiere un atractivo único al turismo de naturaleza de A Veiga y de la comarca ourensana de Valdeorras. Es un destino ‘Starlight’, certificado desde agosto de 2015. Muras y el Parque Nacional de las Islas Atlánticas son los dos otros territorios de Galicia con esta distinción que reconoce la excelencia del cielo.

Óscar Blanco, de A Coruña, es responsable de divulgación de la astronomía en A Veiga –donde tiene una casa alquilada y un hosting de telescopios, junto a un socio–, además de astrofotógrafo. Llegó a este municipio buscando “un cielo oscuro”, más allá de su vinculación genealógica con la comarca. “Por parte paterna, mis bisabuelos eran de O Bolo”. La zona de Trevinca “es un lugar muy bueno para ver el cielo. Tras el boom después de que fuera otorgado el destino ‘Starlight’, se han llegado a reunir más de 100 y 200 personas en alguna actividad. Cada vez hay mayor demanda de este tipo de destinos de naturaleza, en los que no solo hay un buen cielo, sino un paisaje precioso y muchas rutas. La observación es un atractivo más. Y más visitas implican más consumo en la gasolinera, las casas rurales, los bares o restaurantes. Es un plus”, introduce el experto.

Asi se vio, en julio de 2020, el paso del cometa Neowise desde Trevinca. // ÓSCAR BLANCO

“En el noroeste es uno de los mejores sitios. Es una especie de isla de oscuridad. Se ve el cielo como en gran parte de España hace más de 50 años. Puedes contemplar 3.000 o 4.000 estrellas, cuando en una de las ciudades de Galicia se ven 100 o 150"

decoration

Las condiciones climáticas y geográficas de A Veiga explican el porqué de la nitidez de su cielo. “Hay más noches despejadas que en otras zonas de Galicia. Al ser un sitio elevado, con zonas por encima de los 1.500 metros sin necesidad de ir a Pena Trevinca, el cielo es más cristalino, más limpio, con menos polvo y aerosoles”. Aunque la contaminación lumínica no es nula, y los reflejos de El Bierzo, Verín o Portugal pueden acabar llegando, el reflejo es muy inferior a otras latitudes.

El centro astronómico de Trevinca, rodeado por la nieve en enero de 2021. // ÓSCAR BLANCO

“En el noroeste es uno de los mejores sitios. Es una especie de isla de oscuridad. Se ve el cielo como en gran parte de España hace más de 50 años. La contaminación lumínica no significa que una farola no te deje ver, sino que la luz artificial se escapa al cielo, donde los aerosoles, el polvo y el vapor de agua la reflejan hacia abajo. Así que cuanto más oscuro es el telón de fondo, más estrellas puedes ver. Eso es lo que se produce en Trevinca. En una noche cualquiera, puedes contemplar unas 3.000 o 4.000 estrellas, cuando en una de las ciudades grandes de Galicia o una capital de provincia se ven como mucho 100 o 150”, expone el experto.

El alcalde, Juan Anta, calcula que en verano podrá inaugurarse el centro astronómico de A Veiga. La pandemia ha retrasado su apertura. Óscar Blanco es uno de los responsables de la parte técnica. “Hay tres telescopios, dos nocturnos en una cúpula, y uno diurno para el sol. Más que un observatorio, es un centro astronómico que, además de actividades nocturnas, va a poder acoger visitas durante el día de escolares y otros grupos, porque cuenta con un planetario digital, una herramienta estupenda para realizar actividades”.

Fotografía realizada con uno de los telescopios de la nebulosa de Orión. // CENTRO ASTRONÓMICO DE TREVINCA

El regidor añade que la oferta turística se verá reforzada con un albergue privado de 8 plazas –en construcción–, más tres casas rurales.

Compartir el artículo

stats