El hombre detenido a primera hora de la tarde por la Guardia Civil en un motel de la carretera de Celanova –se le encontraron 16 gramos de cocaína y 7 heroína para su presunta distribución en dosis– pasó a disposición judicial el domingo. El juez acordó su libertad por esa causa, con la obligación de que comparezca cada quince días en el juzgado. Su retención fue prolongada por el magistrado hasta ayer, porque se encontraba en busca y captura por el Penal 1, para ser juzgado por robar, en mayo de 2019, en tres coches estacionados en la calle. Este lunes, se sentó en el banquillo y se conformó con 2 años de prisión más multa. En aquel delito, se apoderó de una tarjeta en uno de los vehículos, e hizo cargos por 151 euros. En otro robó unas gafas valoradas en 800 euros, sin lograr operar con las tarjetas halladas. Tras forzar un tercero solo logró hacer un cargo de 1,5 euros con uno de los cartones, además de apropiarse de otros objetos.