Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las restricciones de la tercera ola elevan un 33% la cifra de trabajadores en ERTE

La hostelería recuperó la actividad en la ciudad el pasado viernes. |   // IÑAKI OSORIO

La hostelería recuperó la actividad en la ciudad el pasado viernes. | // IÑAKI OSORIO

Las restricciones aprobadas por la Xunta a finales del mes de enero para atajar el ascenso descontrolado de los contagios de coronavirus dispararon el número de trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, ERTE. Estas limitaciones, que han tenido especial incidencia en la hostelería y restauración, abiertas solo para entrega a domicilio o recogida en el local, han estado vigentes prácticamente todo el mes de febrero (la desescalada gradual arrancó el viernes 26) y esta situación ha dejado rastro en los datos del mercado laboral.

A cierre de febrero, los ERTE sumaban 4.467 trabajadores afectados, un 33% más que en enero, que contabilizó 2.995. El impacto de estos expedientes es mayor entre el colectivo de mujeres, ya que son 2.631 las trabajadoras ourensanas actualmente en situación de ERTE, frente a 1.836 hombres.

En relación con la contratación y el desempleo, el mercado laboral ourensano registra una nueva bajada en los datos del paro pero también una importante caída en la contratación.

Tras la fuerte subida que el desempleo arrastraba en Ourense desde el pasado octubre, impulsada por las restricciones de la segunda ola de la pandemia, la curva ha invertido su tendencia en 2021. Tanto enero como febrero acumulan descensos en el número de parados y, a cierre de este último mes, son 20.496 las personas inscritas en las oficinas de empleo de la provincia, de las que 2.043 son extranjeros.

2.099 parados más que hace un año

El dato mejora respecto al mes de enero, ya que son 285 desempleados menos en un mes (-1,37%), pero se aleja mucho de las cifras que se registraban hace un año, justo antes de la irrupción del coronavirus. Entonces había 2.099 parados menos que ahora, por lo que, en la comparativa interanual el paro aumenta un 11,4%.

También las afiliaciones a la Seguridad Social muestran una evolución similar. Si bien respecto al mes de enero aumentan levemente, con 29 inscritos más, todavía son 2.128 menos que hace un año. La afiliación media en febrero se sitúa en 100.090 altas, un 0,03% más que en enero, pero un 2,1% por debajo de la cifra de 2020.

Más paro femenino

Al igual que en los ERTE, el paro castiga más a las mujeres: 11.671 desempleadas en febrero frente a 8.825 desempleados.

Por sectores, la industria es el único en el que aumenta, con 9 parados más, mientras retrocede en el resto. La agricultura resta 35 parados en febrero, y suma un total de 1.036 inscritos en esta rama de actividad. También reduce cifras la construcción, con 45 menos y 1.509 personas buscando empleo en este sector. El de los servicios sigue encabezando las cifras del paro a pesar de liderar la bajada: 155 desempleados menos y un total de 13.913 ourensanos buscando empleo en esta clasificación.

Menos contratos

Por otro lado, la contratación se ha resentido en febrero, en un mes de duras restricciones que afectaron a la actividad económica. Se firmaron 4.068 contratos, un 21,8% menos que en enero (-1.136), y un 31% por debajo de los registrados en febrero de 2020. La mayoría (3.578) son temporales, y solo 490 tienen carácter indefinido. En términos absolutos, la temporalidad alcanza el 90%.

El sector servicios lidera la contratación en febrero, con 2.541 acuerdos firmados. Le sigue la industria, con 1.083, la construcción, con 262 y la agricultura, con 182.

Compartir el artículo

stats