Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden 3 años para un acusado de grabar desnuda a su mujer con una cámara oculta en el baño

Los hechos se revelaron en una denuncia por violencia de género

Juzgado de Ourense. // I. OSORIO

Juzgado de Ourense. // I. OSORIO

Un hombre de 50 años y que carece de antecedentes penales fue juzgado ayer en Ourense y se enfrenta a una petición de 3 años de prisión por parte de la Fiscalía, que lo acusa de un presunto delito de descubrimiento de secretos y vulneración de la intimidad. Según la versión de los hechos que narra en su escrito de calificación el ministerio público, en un mes indeterminado del año 2016 y “con ánimo de atentar contra la intimidad de su mujer”, presuntamente colocó oculto, en el cuarto de baño que compartían en la vivienda, un dispositivo de grabación con la supuesta finalidad de captar imágenes de la víctima en situaciones íntimas.

Grabó a su esposa cuatro días de noviembre y diciembre de 2016, a diversas horas, cuando ella entraba en el baño, se desnudaba, se duchaba o hacía sus necesidades. La mujer descubrió el aparato el 11 de diciembre. Transcurrió cerca de un año y medio hasta que a primera hora del 13 de marzo de 2018, según relata la Fiscalía, el acusado colocó presuntamente de nuevo la cámara oculta en una manga de una chaqueta que estaba en el baño. El dispositivo realizó grabaciones de la mujer entrando en el cuarto y desnudándose. La víctima advirtió el aparato y lo retiró a las once de esa noche.

Además de la pena de 3 años de prisión, la Fiscalía solicita el pago de una multa de 6.000 euros, así como que se prohíba al acusado aproximarse a menos de 300 metros de la que era su mujer, durante un periodo de cuatro años en el que tampoco podría contactar con ella por ningún procedimiento.

Estos hechos trascendieron tras denunciar la mujer, en julio de 2019, que había sufrido violencia de género, unos presuntos malos tratos psíquicos por parte del acusado durante la relación. Ese mismo mes impulsó también la demanda de divorcio para poner fin al matrimonio, del año 2013. El día de la denuncia, la mujer comunicó a los agentes que había descubierto de nuevo una cámara oculta de pequeño tamaño, adherida a la manga de una chaqueta que se encontraba en el cuarto. El juzgado del Penal 1 dictará sentencia para resolver estos hechos.

Compartir el artículo

stats