Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El BNG urge un plan director que evite levantar hasta tres veces una misma calle en un año

Calle Burgas de bajada al entorno termal que lleva meses afectadas por obras.   | // I.OSORIO

Calle Burgas de bajada al entorno termal que lleva meses afectadas por obras. | // I.OSORIO

La carencia de un plan director de obras, que fije los plazos y evite los posibles daños al enlosado en zonas declaradas protegidas, está provocando que algunas calles de la ciudad se levanten hasta tres veces en un año, para tres causas o proyectos diferentes, con el trastorno que esto causa, y triplicando además el costo de levantar y volver a instalar el pavimento de forma repetida.

De estas premisas parte la moción que va a llevar al próximo pleno del Concello el BNG, en la que pide al Gobierno local que haga un Plan Director, de las obras a realizar que le ahorraría además un 40% de gastos y que evitaría los graves daños, afirma que causan al comercio de la zona, que se ve afectado por cierres y vallados durante meses, así como daños irreparables, al en losado en calles del casco histórico.

Daños al comercio

Luis Seara y Rhut Reza, ediles de grupo del BNG en el Concello, presentaron ayer esta iniciativa en forma de moción pues “hay calles que se abrieron hasta tres veces en menos de un año para instalar servicios básicos como pueden ser el cableado eléctrico, la instalación de fibra o el arreglo de la red de saneamiento”, indican.

En el caso de estas calles que están en modo barricada durante meses “las consecuencias son varias, desde la generación de ruidos y problemas de movilidad, hasta graves perjuicios económicos a los comercios de la zona, cuando se prolongan estos proyectos mucho más de lo previsto en el tiempo”, señala Luis Seara.

La propuesta, que debatirá el pleno del Concello en el mes de marzo, consiste en la posibilidad de “elaborar un Plan Director de Infraestructuras que permita tener no solamente un historial y situación de las infraestructuras básicas de los distintos barrios de la ciudad, sino que posibilitaría proyectar y llevar a buen término las diferentes actuaciones de una manera coordinada, sin que se solapen entre las diferentes concejalías u organismos públicos ajenos a los municipales que intervengan” , explica.

30.000 euros en reparaciones

Esta propuesta parte de estudios previos realizados por un equipo multidisciplinar, que tiene la voluntad de coordinar de manera coherente y bajo los mismos criterios, las distintas fases de intervención sobre uno bien o ámbito específico abunda el BNG. Esta situación, sobre todo en la zona histórica en la que “los vehículos circulan actualmente con entera libertad y descontrol”, supone un gasto bastante considerable. Así, en el año 2020, el gasto derivado de las actuaciones que afectaban al en losado de las calles alcanzaron los 30.000 euros, gasto al que hay que añadir actuaciones en alumbrado, abastecimiento etcétera.

Compartir el artículo

stats