Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubial: “La evolución es muy favorable, hay que confiar en el alivio de ciertas restricciones”

Una enfermera administra la dosis a una persona dependiente. | // FDV

“Estamos claramente en la fase decreciente, todavía hay que esperar a que las personas hospitalizadas recuperen su salud, pero la evolución es muy favorable”, señala el gerente del área sanitaria de Ourense, Félix Rubial. Con 713 infecciones activas y 68 hospitalizaciones este sábado, ocho de ellas en UCI, la situación dista mucho de la registrada hace tres semanas cuando la provincia registraba el pico máximo de esta tercera ola: 2.989 casos y en torno a los 200 ingresos.

La tendencia es favorable en toda la provincia, con solo cuatro municipios que superan los 20 casos activos: Ourense (249), Verín (38), O Carballiño (36) y Celanova (24). Después de que el virus se diseminase en esta tercera ola por todo el territorio salvándose únicamente los municipios de Vilariño de Conso y A Teixera, son ya 28 los concellos que no han registrado ningún contagio en los últimos 14 días. En esta situación, con una tendencia claramente favorable y un descenso generalizado en la hospitalización (28 camas menos en 24 horas, cinco de ellas en UCI), Ourense estaría muy bien posicionada de cara a la reunión del comité clínico de mañana lunes, en el que se valorará el alivio de restricciones y la apertura gradual de la hostelería.

“La evolución está siendo muy constante y muy favorable en toda la provincia, no solo en la ciudad; viendo los datos globalmente y las tendencias, hay que confiar en que podamos tener un levantamiento de ciertas restricciones”, afirma Rubia, eso sí, puntualiza, “con la prudencia con la que Galicia está actuando y la prudencia del comité clínico, que seguramente es mucho más restrictivo que en otras comunidades autónomas, pero también los datos están ahí para ser comparados en cuanto al impacto que la pandemia está teniendo incluso en comunidades con una población más envejecida que la nuestra”.

Pendientes del efecto Entroido

Pese al optimismo que genera esta buena evolución, el gerente del área sanitaria se muestra cauto y pide a la población que no baje la guardia. “Esperemos que siga así y que no haya rebrotes, porque a veces la gente cuando ve que la evolución es buena pierde el miedo y la cosa acaba por complicarse”, afirma. De hecho, todavía no se ha notado el posible efecto del Entroido: “No estamos nada tranquilos con ese tema; hasta que pasen entre 5 y7 días con respecto a este período no se verá el efecto”.

Lo mismo en relación con la ocupación de la UCI, que este sábado registró cinco altas y son ocho los pacientes que todavía precisan cuidados intensivos. “Después de haber llegado a 20 la situación es buena, pero no quiere decir que no pueda aumentar algún día porque todavía hay pacientes en planta que pueden empeorar”.

Vacunación de grandes dependientes

Entretanto, avanza la campaña de vacunación que ayer llegó al colectivo de grandes dependientes, unas 200 personas que recibieron la primera dosis en los tres hospitales de la provincia. Y este lunes arranca la del colectivo de mayores de 80 años en 20 centros de salud de la provincia. Rubial destaca que el porcentaje que acepta la vacuna es “altísimo” y explica que aquellos que no puedan desplazarse al punto recibirán la dosis a domicilio en una segunda fase.

Compartir el artículo

stats