El PSOE registró ayer en la Diputación una propuesta de declaración institucional contra el cierre del ‘Centro de Operación de Cuenca’, que la empresa Iberdrola tiene en A Rúa, y la federación de Industria de la CIG está promoviendo distintas acciones institucionales.

El PSOE propone que el pleno provincial traslade a la dirección de Iberdrola S.A. su oposición a dicho cierre, y le “inste” a “reconsiderar la decisión de clausurar” este edificio que presta servicio desde 1955. Apunta que en los dos últimos años, decenas de municipios de Ourense y Lugo y la propia Diputación “mostraron su rechazo a la reestructuración que la empresa pretende ejecutar en 2021”. Por su parte la CIG se dirigió a los grupos políticos del Parlamento, a la Diputación, al Concello de A Rúa y a la Xunta.

El alcalde, Álvaro Fernández, dice se está exagerando, no cree que “lo desmantelen del todo”, y que gestiones e inversiones seguirán dependiendo de esta oficina que tiene 52 trabajadores. “Se va un servicio y entrarán otras competencias”, e incluso se prevé “que venga el aprovechamiento del norte de Portugal para aquí”.