Investigadores de las universidades de Vigo y Santiago de Compostela, en el marco del proyecto de investigación Predico (Predicción dinámica de escenarios de afectación por covid-19 a corto y medio plazo), lograron desarrollar un nuevo modelo matemático con el que evaluar como mantener el equilibrio entre reducir las tasas de contagio y la necesidad de reabrir las economías.

En base al estudio de la evolución de la pandemia en Portugal, los científicos, junto con el equipo del proyecto homólogo que se está desarrollando en el país vecino, desarrollaron un nuevo modelo matemático con lo que llevar a cabo un “control eficaz de la pandemia”.

Alberto Pérez Muñuzuri, Alejandro Carballosa, Juan Nieto y Jorge Mira son los científicos de la Universidad de Santiago de Compostela que firman la investigación junto a Iván Area, de la Universidad de Vigo. El equipo ahondó en la evolución de la pandemia durante la primera ola en Portugal, un país en el que, durante su confinamiento, explican los investigadores del proyecto, concurrieron circunstancias de homogeneidad (a nivel de comportamiento poblacional, sin fragmentación territorial y de reglamentaciones) y aislamiento de flujos de visitantes exteriores. “Estas características, sumadas a su relativamente gran tamaño de población, hicieron de este país un buen ejemplo a analizar”, señalan. “Las políticas de confinamiento adoptadas habían sido bien implementadas y evitaron una sobrecarga del sistema nacional de salud portugués”, añaden los investigadores.

Los autores proponen un modelo matemático “con estrategias que maximicen el número de personas que puedan volver a la vida normal, minimizando al mismo tiempo el número de tiempo el número de casos activos, con costes económicos mínimos y garantizando un bajo nivel de hospitalizaciones”. Finalizan que este modelo “permite mantener el número de activos, por debajo de un nivel considerado seguro para el sistema de salud”.