En 2014, la Fiscalía impulsó la apertura de una causa contra Pachi Vázquez por presunta prevaricación en su época de alcalde de O Carballiño, entre los años 1995 y 2005, hasta su nombramiento como conselleiro de Medio Ambiente. En 2021, la Fiscalía desiste de presentar recurso de apelación y la sentencia absolutoria es definitiva. Hace siete años, el fiscal que inició el caso era el jefe provincial, Florentino Delgado, suspendido en 2019 tras ser expedientado por la anterior fiscala general del Estado. Este proceso obligó a dimitir como parlamentario autonómico, en 2015, al que había sido candidato del PSdeG a la Presidencia de la Xunta y líder del partido en Galicia entre 2009 y 2013, además de candidato a las primarias para optar a la Alcaldía. Vázquez declinaba ayer hacer más declaraciones tras manifestar con la absolución, en enero, que “es evidente que este caso truncó mi carrera política; fui de los pocos que dimití cuando me vi en un caso así, por no hacer daño al PSOE”. El antiguo jefe de los socialistas gallegos lidera una escisión, Espazo Común. Es edil donde empezó todo, en O Carballiño. La causa contra él, su sucesor Carlos Montes –regidor de 2005 a 2011– y otros tres exediles socialistas, por 60 contrataciones allí, termina con absolución.

La Fiscalía sí mantuvo la acusación en el juicio, celebrado a finales de 2020. Solicitaba penas de inhabilitación para empleo o cargo público de entre 8 y 10 años. Los acusados se acogieron a su derecho a no declarar. La magistrada del Penal 2 de Ourense, Susana Pazos, descartó arbitrariedad o que se contratase sin procedimiento o sin respetar los principios básicos. “En lo sustancial, se intentaban respetar los principios que deben ser observados en la contratación del personal laboral temporal: igualdad, mérito, capacidad y publicidad”, indica la sentencia. “La justicia, aunque tarde, ha llegado. Yo viví un linchamiento político durante años, y fue doloroso. Este caso me ha hecho todo el daño político. Con tal de que no se repita para nadie, me doy por satisfecho”, manifestaba Pachi Vázquez en enero, tras el fallo.

Un auto de 8 de febrero de la magistrada Susana Pazos confirma la firmeza de la absolución en este caso de O Carballiño, “habiendo transcurrido el término legal sin que se haya interpuesto recurso alguno contra la misma (...) En el presente caso, por ser la sentencia absolutoria, lo que procede es el archivo de las actuaciones”.